La buena relación de los kurdos iraquíes con Israel, a pesar de las prohibiciones

21/Jun/2022

Ynet Español- por The Media Lane (adaptado por Rubén Pereyra)

Ynet Español- por The Media Lane (adaptado por Rubén Pereyra)

El parlamento iraquí aprobó, a fines del mes pasado, una ley que criminaliza cualquier relación con Israel. Un funcionario del Gobierno Regional del Kurdistán dice que la ley de Irak que criminaliza las relaciones con la “entidad sionista” no representa a la población del país en su conjunto, y los kurdos “ven a Israel como su aliado y valoran sus lazos históricos”. Crédito foto: AFP

El parlamento iraquí aprobó, a fines del mes pasado, una ley que criminaliza cualquier relación con Israel. La ley hace ilegal cualquier intento de algún ciudadano, empresa o institución iraquí de normalizar los lazos con ciudadanos, empresas o instituciones israelíes. Pero la ley no representa los sentimientos de todos los iraquíes, según dicen los analistas.

El proyecto de ley fue propuesto por Muqtada al-Sadr, un clérigo y político chiíta que pertenece a un partido político musulmán que se opone a los lazos con Estados Unidos e Israel.

Violar la ley al intentar cualquier tipo de normalización con Israel o con los israelíes se castiga en Irak con encarcelamiento o incluso con la pena de muerte.

Unos 275 de los 329 miembros del parlamento iraquí votaron a favor de la ley, titulada “Criminalización de la normalización y el establecimiento de relaciones con la entidad sionista”.

Al-Sadr describió en Twitter la aprobación de la ley como un “gran logro” y pidió al pueblo iraquí que celebre la votación. Más tarde, cientos de personas salieron a las calles y corearon consignas contra Israel.

El parlamento iraquí declaró que esta ley es un “verdadero reflejo de la voluntad del pueblo”. Pero el investigador y observador político iraquí Aaso Ameen Shwan no está de acuerdo.

Shwan cree que, sobre la base de la baja participación y el boicot de las últimas elecciones por parte del pueblo iraquí, es cuestionable si el parlamento que emitió la ley es representativo de la población.

“Esto puede significar que la ley no representa necesariamente la perspectiva de la comunidad en general. Una cosa segura es que los kurdos no estarían de acuerdo con tal ley”, dijo.

Kali Kareem, un analista kurdo de Oriente Medio y África del Norte, dijo que la ley probablemente es apoyada por la mayoría de la población iraquí. Explicó que aproximadamente el 69% de los iraquíes son musulmanes chiítas y es probable que estén bajo la influencia de Irán. Además de los musulmanes chiítas, agregó, la mayoría de los sunitas tampoco aprueban los lazos con Israel.

Una fuente que trabaja con el Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) enfatizó que la ley no representa a la población iraquí en su conjunto, lo que sugiere que los kurdos, que también son parte de la población, no están de acuerdo con ella.

El Gobierno Regional del Kurdistán es el órgano ejecutivo oficial de la región autónoma del Kurdistán en el norte de Irak.

La fuente del GRK afirmó que el actual gobierno iraquí, que ha sido controlado por los chiítas desde el derrocamiento de Saddam Hussein con la invasión estadounidense en 2003, es más representativo de la perspectiva de Irán que del pueblo iraquí. “En la región del Kurdistán tenemos buenas relaciones con Israel”, añadió.

Shwan cree que el momento de la ley tiene que ver con la reciente normalización de las relaciones entre algunos países árabes e Israel.

“Creo que ésta fue una reacción contra la reciente tendencia de normalización en la región, que tuvo a algunos actores en Irak acusados también de inclinarse” ante Israel, dijo.

Kareem agregó que las recientes negociaciones entre Arabia Saudita, Israel y Egipto en la isla del Mar Rojo indican que las relaciones entre Arabia Saudita e Israel están mejorando.

El analista agrega que la normalización de los lazos entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel ha traído beneficios a ambos países y se han invertido millones de dólares en acuerdos económicos e industriales.

“Muchas personas en el Medio Oriente ahora son conscientes de las oportunidades y beneficios que vienen con la normalización, y cómo puede mejorar la economía de un país y sus desarrollos tecnológicos”, dijo.

Por lo tanto, continuó Kareem, “el gobierno iraquí, al estar bajo la influencia de Irán, teme estas actividades entre Israel y sus países vecinos. No quieren que cambie la opinión del público sobre el tema”.

La ley que prohíbe la normalización con Israel se produjo pocos meses después de que se celebrara una conferencia para promover dicha normalización en la región autónoma iraquí del Kurdistán, en septiembre de 2021.

Shwan cree que los kurdos no se opondrían a la normalización de los lazos con Israel. “Yo diría que los kurdos en Irak, a pesar de su simpatía con la cuestión palestina, pueden estar abiertos a establecer lazos con Israel como con cualquier otro país de la región”, señaló.

Agrega que la influencia iraní en Irak ha desempeñado un papel importante a través de sus aliados locales para bloquear cualquier movimiento potencial en esa dirección. Los kurdos iraquíes tienen una relación de larga data con Israel que no cambiará debido a la nueva ley, según la fuente del GRK.

“Los kurdos ven a Israel como su aliado y valoran sus lazos históricos. La ley no representa a la mayoría de los kurdos”, agregó Kareem.

Eliezer (Geizi) Tzafrir, un ex alto funcionario del Shin Bet, la Agencia de Seguridad de Israel, y el Mossad, recordó una misión del Mossad en Kurdistán en la que participó durante los años 60 y 70.

“Tuvimos una misión del Mossad en Kurdistán de 1965 a 1975, en la que ayudamos a los kurdos proporcionándoles las armas que pudimos encontrar y ayudándoles a entrenar a sus oficiales y comandantes”, señaló.

Habló con nostalgia de los kurdos que aún recuerdan la presencia de grandes comunidades judías en la zona.

Hoy en día todavía hay alrededor de 40 familias judías que viven en el área kurda de Irak. Su congregación, llamada Organización Aramea, es reconocida por el Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) y los miembros de la comunidad judía trabajan con el GRK.

En cuanto a la presencia israelí y la cooperación con Kurdistán hoy, Kareem dijo que no hay conocimiento oficial de tal actividad.

Agregó que “con esta ley, su objetivo es suprimir cualquier actividad rumoreada o potencial entre el Gobierno Regional del Kurdistán e Israel”.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias