Jugadores de ajedrez israelíes buscan compensación por el desaire del torneo saudita

Jugadores de ajedrez israelíes buscan compensación por el desaire del torneo saudita

Publicado el

La Federación de Ajedrez de Israel dijo el martes que busca una compensación de los organizadores de un torneo en Arabia Saudita, luego de que el estado del Golfo se negara a emitir visas para sus jugadores. El Campeonato King Salman World Rapid and Blitz es la primera competencia internacional de ajedrez que se celebra en Arabia Saudita, percibida como una muestra de la creciente apertura del reino conservador hacia Occidente. Las regulaciones de los organizadores, la Federación Mundial de Ajedrez (FIDE), estipulan que a ningún jugador se le debe negar la oportunidad de participar, pero jugadores de tres estados: Irán, Qatar e Israel, inicialmente no habían recibido visas.

Ver nota completa

Los primos Flatow dieron su vida por el deporte y el judaísmo

Los primos Flatow dieron su vida por el deporte y el judaísmo

Publicado el

Para contarles la historia de los primos Flatow nos tenemos que transportar mentalmente a 1896, año en que se celebran los primeros Juegos Olímpicos, mismos que cambiaron la historia de todos los eventos deportivos de nuestra época, dado a que en realidad se vuelven un parteaguas en la historia del deporte moderno y un ejemplo en la planeación de los magnos programas deportivos que podemos ver hoy en día. Entre los 241 atletas que participaron en aquellas Olimpiadas, se encontraban Alfred y Gustav Flatow, ambos eran judíos alemanes destacados en el mismo deporte: la Gimnasia Olímpica.

Ver nota completa

Vergüenza y orgullo en Abu Dhabi

Vergüenza y orgullo en Abu Dhabi

Publicado el

Este jueves, en Abu Dhabi, hubo dos presentaciones dignas de conocer. Una, fue la destreza de los judokas israelíes que ganaron tres medallas en distintas categorías: el judoka Tal Flicker ganó el oro (hasta 66 kilos), la judoka Guili Cohen ganó bronce (hasta 52 kg.) y Tohar Butbul también bronce (hasta 73 kg.). Otra, fue la actitud vergonzosa de los anfitriones árabes que primero intentaron impedir la participación de los israelíes y después trataron de hacerles la vida imposible prohibiéndoles tajantemente que ostenten símbolos de su país, por lo cual-por ejemplo-compitieron sin la Estrella de David en su ropa y tuvieron que coser en su lugar el logo de la Federación Internacional de Judo. Finalmente, como no lograron impedir que ganen, en lugar de izar la bandera de Israel sobre el podio como se acostumbra, izaron la de la Federación. Asimismo, no tocaron la música del “Hatikva”, el himno nacional de Israel, cuando Tal Flicker recibió el oro.

Ver nota completa

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias