Símbolos importantes y aprendizajes que Lag Baomer nos ofrece

18/May/2022

Enlace Judío México- por Aranza Gleason

Enlace Judío México- por Aranza Gleason

A partir del atardecer de hoy estaremos celebrando Lag BaÓmer; éste es un día que ocurre en el contexto de la cuenta del ómer, el día 33 para ser exactos. Se recuerdan algunos sucesos históricos como la plaga que mató a los alumnos de rabí Akiva y la vida de rab Shimon bar Yojai; y entre todo la amalgama de significados que la festividad conlleva primordialmente festejamos el haber recibido la Torá Oral.

Es un día de festejo en el que en el que la noche se hacen fogatas y se canta, mientras que por la mañana se visitan tumbas y se hacen juegos con arcos y flechas; en Estados Unidos se volvió popular incluso hacer un desfile. Es una festividad que surge como un minhag (costumbre) y que para muchas corrientes judías no tiene validez halajica; sin embargo, en Israel, Estados Unidos y otros lugares ha sido aceptada ampliamente desde tiempos cabalísticos.

En ella recordamos algunos sucesos históricos como la plaga que mató a los alumnos de rabí Akiva y la vida de rab Shimon bar Yojai; y entre todo la amalgama de significados que la festividad conlleva primordialmente festejamos el haber recibido la Torá Oral. Los siguientes son algunos de los aprendizajes y símbolos que la festividad nos ofrece.

El fuego de la Tora Oral. La importancia de una relación individual con la Torá

Uno de los símbolos que más me gustan de Lag BaÓmer es el fuego; en varios midrashim (relatos o enseñanzas de la tradición oral) se menciona a la Torá como un fuego y siempre he sentido fascinación por el mismo. Lo que me gusta de esa simbolismo es que me recuerda que la Torá es interna: por un lado tenemos la tradición, el escrito y los rabinos que nos guían para interpretarla; pero lo que realmente le da vida y la hace eterna es la relación individual que cada uno de nosotros establece con ella, o con D-os a través de ella.

En Lag BaÓmer celebramos la Torá Oral y es importante remarcar que es justo a través de la Torá Oral que la Torá Escrita puede hacerse personal, cuando los midrashim hablan del fuego que da vida a la Torá muchas veces se habla precisamente de la Torá Oral; porque es ésta la que abre el texto escrito a la interpretación individual y nos guía a través de ella. Entre muchas de las cosas que celebramos en Lag BaÓmer, al celebrar la Torá Oral, también celebramos que podamos tener una relación individual con la Torá.

Lag BaÓmer y el reconocimiento del caminar histórico del hombre

Otro aspecto que me gusta mucho de Lag BaÓmer es el carácter histórico que la festividad tiene desde su génesis. Lag BaÓmer en sí es un minhag (costumbre halájica) eso quiere decir que surgió al pasar del tiempo y que no está estipulado como festividad ni dentro de la Torá Escrita, ni dentro del Talmud; sino que es una práctica que las distintas comunidades fueron aceptando sobre sí mismas con los años. Realmente qué es Lag BaÓmer: una interrupción en las restricciones de la cuenta del Ómer para celebrar con música, fogatas y juegos de arcos.

Cada una de las tradiciones que se hacen representa un evento histórico en el marco del desarrollo de la Torá Oral; las flechas representan la lucha que libraron los ejércitos de Bar Cojbá, durante el Ómer recordamos el maná que D-os daba a los judíos en el desierto y la plaga que mató a los alumnos de rabí Akiva, mientras que la fogata es en recuerdo a rab Shimón bar Yojai (tanaíta) y para muchos también en honor a los grandes cabalistas del Renacimiento. Es decir toma en cuenta y celebra distintos aspectos de la historia judía que han ocurrido en a lo largo de los siglos y los une a través de la noción que la Torá Oral es la que permite el paso de la tradición de generación a generación; es la que hace que la Torá se renueve y tenga vida en cada generación; es la forma en la que se nos habla desde el pasado hacia un presente.

Celebrando nuestro crecimiento

Otro de los aspectos que me gustan mucho de Lag BaÓmer y del Ómer en general es la idea de que recibimos la Torá a través del trabajo interno que realizamos para mejorar nuestras cualidades interpersonales y emocionales. Se nos enseña que toda la cuenta del Ómer debe estar ligada a un trabajo espiritual interno, es una etapa de preparación para recibir la Torá y cada día que pasa estamos más cerca de hacerlo, por lo cual con cada día debemos mejorar nuestras cualidades internas y lo que nos hace ser buenas personas. Es más dentro de los rezos de la cuanta recordamos las sefirot divinas, las cualidades emocionales del hombre que se asemejan a D-os y cada semana tratamos de perfeccionar el área específica de la sefira a la cual esa semana corresponde.

Las limitantes que seguimos dentro del Ómer son en realidad un reto para ayudar a la superación personal, se hacen con alegría. Lag BaÓmer es el momento en que paramos para celebrar el tiempo que hemos llevado a cabo ese reto, ya sea que lo completamos y usemos el resto de la cuenta para celebrar o hagamos una pausa para continuarlo después. En cualquier caso es un símbolo de nuestro crecimiento y una explosión de alegría por el contraste entre la abstención y la celebración. Me gusta mucho la idea de que estamos celebrando nuestro crecimiento y que recibimos la Torá a raíz de éste mismo.

La importancia de compartir el conocimiento

Otro de los aspectos que me encantan de la festividad es que trasmite la importancia de compartir el conocimiento y celebrar en conjunto la Torá. Las historias que nos narran sobre la plaga que mató a los alumnos de rabí Akiva, sobre rabí Shimon bar Yojai y el tiempo que pasó recluido en la cueva. Todas nos enseñan que no importa cuánto sepamos intelectualmente sobre D-os, el hombre y la Torá si no somos capaces de compartir ese conocimiento con el prójimo, o no nos lleva a mejorar nuestras interacciones interpersonales, de nada nos sirven. En las historias de rab Shimón bar Yojai aprendemos qué el sabio es reprendido por la dureza que trata a los demás, mientras que con la historia de las plagas se resalta la importancia del amor al prójimo y el peligro del odio gratuito. Las dos de formas sutiles apuntan a la importancia de compartir la Torá y en Lag BaÓmer celebramos la Torá y sus enseñanzas en conjunto.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias