Principales clubs de fútbol juegan torneo juvenil conmemorativo del Holocausto

01/Ago/2022

Enlace Judío México- traducido por Silvia Schnessel

Enlace Judío México- traducido por Silvia Schnessel

En Nuremberg, 8 equipos de fútbol de jugadores adolescentes de cinco países, incluido el Maccabi Tel Aviv, escuchan historias de sobrevivientes como parte de una competición dedicada a la educación y la tolerancia, publicó The Times of Israel. Se trató del Torneo Memorial Walther Bensemann. En la final del domingo, Chelsea venció a Bologna, pero lo más importante fue que los jugadores que participaron obtuvieron nuevas perspectivas sobre la tolerancia, la igualdad y la reconciliación. En la foto: Jugadores juveniles de Bayern Munich, con camiseta roja, y Maccabi Tel Aviv, con azul, en Nuremberg, Alemania, el 29 de julio de 2022. (AP Photo/Michael Probst)

El silencio perduró mucho después de que el sobreviviente del Holocausto Shaul Paul Ladany terminara de hablar con algunos de los jóvenes futbolistas más talentosos de Europa.

Ladany, de 86 años, ni siquiera mencionó que había completado una media maratón 10 días antes. Había mucho más que contar a los jugadores sub-17 del Chelsea, Bayern Munich, Maccabi Tel Aviv y otros clubes de primer nivel.

Ocho equipos que representan a cinco países asistieron al Torneo Memorial Walther Bensemann en Nuremberg durante el fin de semana. El Chelsea venció al Bologna italiano por 3-1 en la final del domingo, pero lo que es más importante, todos los jugadores obtuvieron nuevas perspectivas sobre la tolerancia, la igualdad y la reconciliación al participar en la competencia.

Ladany es dos veces atleta olímpico y fue miembro del equipo israelí seleccionado para los Juegos Olímpicos de Munich de 1972 por el grupo palestino Septiembre Negro. Once israelíes murieron en la masacre.

Ladany había establecido el récord mundial existente en la caminata de 50 millas a principios de ese año. Es ingeniero, conferencista y profesor. Tenía 8 años cuando lo llevaron al campo de concentración de Bergen-Belsen.

“¿Alguna pregunta?” preguntó a la sala llena de jugadores después de hablarles sobre su vida durante 90 minutos el sábado.

No hubo ninguna. Los pájaros cantaban alegremente afuera, pero los atentos jugadores no dijeron ni pío.

“Si pude, con mis charlas sobre lo que pasé y lo que logré, penetrar en sus cerebros, entonces creo que tuve éxito”, dijo Ladany a The Associated Press. “Entonces realmente he conseguido hacer lo que debía”.

Ladany también habló con los jugadores el viernes, cuando se reunieron en el camino empedrado fuera del Castillo de Nuremberg para organizarse en grupos para talleres, charlas o excursiones para aprender más sobre los horrores perpetrados bajo el régimen nazi. Algunos fueron llevados a ver los infames campos de concentración cercanos.

“Es muy importante recordar lo que sucedió y decirlo en voz alta para que no vuelva a suceder”, dijo a la AP Leon Asraf, director del Maccabi Tel Aviv. “Nunca. Para nosotros, para ustedes, para todos, en todo el mundo”.

Los clubes alemanes Eintracht Frankfurt, Nuremberg y Karlsruher SC, y Cracovia de Cracovia en Polonia, completaron la alineación en la competencia organizada por Nie Wieder (Nunca más) y Makkabi Alemania con el respaldo del organismo rector del fútbol europeo, la UEFA.

Los jugadores también lo respaldaron.

“Disfruto aprendiendo diferentes historias. Por ejemplo, ayer, aprendí sobre el antisemitismo, sobre la Segunda Guerra Mundial, sobre cómo los judíos sufrieron discriminación y genocidio”, dijo Chinonso Chibueze, extremo del Chelsea. “Estoy aprendiendo de eso para asegurarme de que nunca vuelva a suceder, que aprendamos de nuestros errores y tratemos a todos por igual”.

Su compañero de equipo Somto Boniface estuvo de acuerdo.

“Ha sido muy beneficioso aprender más sobre lo que sucedió en el pasado para evitar que vuelva a suceder”, dijo el lateral izquierdo de 16 años.

El torneo recibe su nombre en honor al pionero del fútbol Walther Bensemann, quien fundó clubes, incluidos los predecesores de Frankfurt y Karlsruhe. También fundó la revista de fútbol Kicker que sigue siendo popular hoy en día. Bensemann se vio obligado a renunciar a la revista y huir de Alemania debido a sus raíces judías en 1933 cuando los nazis tomaron el poder.

Bensemann había criticado los tonos cada vez más nacionalistas de la federación alemana de fútbol y vio los deportes como un medio para generar respeto y tolerancia entre las naciones. El torneo defendió esos ideales en su nombre.

“El deporte es de gran importancia para nuestra sociedad y en Europa, principalmente para conectar y reconciliar. Y, como dice el refrán, disfrutar del fútbol”, dijo Eberhard Schulz de Nie Wieder. “Por eso lo estamos haciendo, y por eso estamos convencidos, como Walther Bensemann, de que estamos haciendo lo correcto”.

Ladany fue uno de los seis sobrevivientes del Holocausto que habló con los jugadores durante el fin de semana.

Eva Szepesi contó que la llevaron de niña al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.

“Es mi deber, mi propósito de vida, contar lo que pasó en la Shoah, el Holocausto, que gente inocente, mi madre, mi hermanito, mi padre, y muchos, millones de personas inocentes fueron silenciadas. Ya no pueden hablar. Por eso lo cuento”, dijo Szepesi antes de sacar los nombres de los equipos de un bol para el sorteo de la competición el jueves.

Ernst Grube detalló el terror infligido al pueblo judío por los alemanes bajo el régimen nazi. El propio Grube sobrevivió al campo de concentración de Theresienstadt.

Zvi Cohen, quien aprendió a tocar la armónica solo en casa mientras sus padres trabajaban en campos de trabajo nazis, explicó cómo eso le salvó la vida cuando fue descubierto por las SS. Cohen había aprendido de la radio, por lo que solo conocía la música que tocaban los nazis.

Walter Frankenstein, que creció en Berlín como Cohen, habló con los jugadores en línea desde Suecia, pero usó una bufanda del Hertha Berlín para mostrar que sus lealtades no habían cambiado a pesar de todo lo que pasó.

“La democracia hay que lucharla todos los días, especialmente en el momento actual”, dijo a los jugadores.

Ahora con 98 años, Frankenstein sobrevivió al Holocausto escondiéndose en 1943 cuando los nazis estaban deportando a miles de judíos de Berlín a Auschwitz.

Tamar Dreifuss solo sobrevivió gracias a un atrevido escape hecho por su madre de pensamiento rápido.

Ladany dijo que “no es cierto” que necesitabas suerte para sobrevivir al Holocausto: la suerte por sí sola no era suficiente.

“Para sobrevivir al Holocausto, necesitabas una serie de eventos afortunados. Estoy feliz de estar entre los que tuvieron esa serie de eventos afortunados”, dijo Ladany a los jugadores. “Las verdaderas atrocidades, no puedo contarlas. Las verdaderas atrocidades las sufrieron quienes fueron víctimas del Holocausto”.

Pero Ladany no se limitó a hablar del pasado. También tenía consejos para los jugadores.

“No busquen el éxito monetario”, dijo Ladany. “Deben disfrutar de sus deportes y hacer de ellos una forma de vida. Incluso entonces, después de alcanzar su punto máximo, sigan practicando deportes, por diversión… Conviértanlos en algo que les encante hacer”.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias