Negar crímenes de guerra será un delito en Alemania

23/Nov/2022

Deutsche Welle

Deutsche Welle

En Alemania es ilegal negar el Holocausto. Con un cambio en el código penal, también se castigará la negación de los genocidios y los crímenes de guerra. Esto podría ser relevante para la guerra de Ucrania.

Crímenes de guerra en Bucha, Ucrania. Genocidio contra los yazidíes. Injusticia contra los uigures en China. La lista de atrocidades cometidas es larga, en los conflictos actuales y pasados. Y muchas veces se las niega: “Los propios ucranianos fueron responsables de Bucha” o “El genocidio armenio nunca ocurrió” son frases que se utilizan tanto en Internet como fuera de la red. En determinadas circunstancias, esto podrá ser punible en Alemania, si las declaraciones se utilizan para fomentar el odio contra determinados grupos de población y perturbar la paz pública.

Esto es lo que ha decidido el Bundestag alemán, endureciendo así el derecho penal. La aprobación, la negación y la trivialización de los crímenes de guerra y los genocidios están ahora tipificadas en el nuevo párrafo 5° del artículo 130, sobre el delito de “incitación al odio”. Negar el Holocausto ya está penado, en cualquier caso, sin la restricción de que deba perturbar la paz pública.

“Se trataba de dar a las autoridades policiales una orientación más sólida, por así decirlo, sobre en qué dirección pueden investigar también. Pero, sobre todo, se trataba de cumplir las exigencias de la Comisión Europea. Y eso es lo que se ha hecho ahora”, explica a DW Michael Kubiciel, experto en derecho de la Universidad de Augsburgo. Esto se debe a que desde 2008 está en vigor una decisión de la UE sobre la lucha contra el racismo. Dado que Alemania se vio amenazada por un procedimiento de infracción, el gobierno federal tuvo que reaccionar e hizo ajustes con el nuevo párrafo.

Relevancia en la guerra de Ucrania

Para Josephine Ballon, el cambio llega en un momento oportuno. Ella es abogada principal de la organización HateAid, que apoya a los afectados por el odio y la agitación en la red. “Tengo curiosidad por ver cómo se desarrolla la enmienda”, dice Ballon a DW. “Y definitivamente puedo ver una aplicación práctica para ello. Especialmente ahora, en el contexto de la guerra de Ucrania. Yo diría que la enmienda llega en un momento en que puede ser especialmente relevante”.

“Un debate sobre hechos no se verá afectado por el cambio de la ley”, afirma a DW Aziz Epik, profesor de derecho penal y criminología en la Universidad de Hamburgo. “Pero en caso de una manifestación, por ejemplo, en la que luego haya agitación contra los ucranianos, contra el “régimen fascista” de Kiev y todas estas cosas, donde se muestren banderas Z, se banalice lo sucedido en Bucha, bien podríamos llegar a una situación en la que se podría aplicar el nuevo párrafo.”

Incitación al odio

La modificación de la ley aún debe ser aprobada por el Bundesrat, el órgano de representación de los dieciséis estados federados de Alemania. A partir de ese momento, los tribunales alemanes también podrán pronunciarse sobre los actuales crímenes de guerra. Para Josephine Ballon, de HateAid, es importante que esto ocurra “con sentido de la proporción”. Pero supone que sí, porque la “incitación al odio” es un delito muy complejo de todos modos. Muchos de sus términos dejan mucho espacio para la interpretación. Por esta razón, los fiscales y los tribunales son ya muy cautelosos y solo permiten denuncias y juicios en unos pocos casos bien probados.

Solo con el paso de meses y de años se sabrá si estos casos judiciales aumentarán y si las organizaciones de la sociedad civil y los particulares también harán uso del nuevo párrafo.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias