La escalada del Ramadán en Jerusalem

05/May/2022

Hatzad Hasheni- por Embajador Dore Gold

Hatzad Hasheni- por Embajador Dore Gold

Ha habido una historia de violencia durante el mes sagrado musulmán del Ramadán en los últimos años, pero no es que la ley islámica exija una escalada de violencia durante este período. Ha habido un esfuerzo por parte de aquellos que desean promover la violencia para usar el Ramadán como un grito de guerra para movilizar a la gente. Y realmente no existe en la teología islámica un sustento para ello.

Es cierto que hubo importantes victorias musulmanas en la época del Ramadán, cuando el islam apenas comenzaba. Todos los musulmanes conocen la Batalla de Badr. Esa fue la primera batalla entre los musulmanes y los residentes de La Meca el 19 de Ramadán en el año 624. Fue una tremenda victoria para el Profeta Mahoma y por eso se conmemora. Pero la fecha es una coincidencia. No era un plan religioso.

Nueve años después, en el año 632, la conquista de La Meca por Mahoma y sus ejércitos se produjo el 20 de Ramadán. Entonces, Ramadán está asociado con ser un tiempo de victoria de los ejércitos musulmanes. No debería haber sido una sorpresa que hubiera egipcios que llamaran a la Guerra de 1973 la Guerra del Ramadán. Algunos han llamado al Ramadán un mes de yihad, pero no es como si fuese parte de una tradición religiosa el creer que se deba hacer la guerra al Ramadán.

Musulmanes aceptan cámaras de seguridad en mezquitas de Abu Dabi y La Meca – Hace varios años, se planteó la idea de que deberíamos tener cámaras en el Monte del Templo para ver quién exactamente está introduciendo armas de contrabando en la mezquita de Al-Aqsa. La idea era atraparlos con las manos en la masa, y parecía un movimiento inteligente. Pero tanto el Wakf religioso musulmán como los jordanos que dan patrocinio al Wakf se opusieron a esta idea.

Cuando era director general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, tuvimos una delegación que visitó Abu Dhabi. La Gran Mezquita Sheikh Zayed es una de las mezquitas más bellas del mundo musulmán. Cuando fuimos a la mezquita, no hubo problema con que usara una kipá porque los Emiratos Árabes Unidos creen en el universalismo. Dentro de la mezquita, miré hacia el techo y vi cámaras de seguridad, las mismas cámaras que queríamos poner en la mezquita de Al-Aqsa por las que todos hacían un gran escándalo. Pero en la Mezquita Sheikh Zayed nadie se había opuesto. Más tarde investigué lo que sucede en la Gran Mezquita de La Meca en Arabia Saudita, mirando fotos y películas, y vi las cámaras que habían sido instaladas en la Gran Mezquita. Entonces, las cámaras estaban bien para la Gran Mezquita de La Meca y para la Mezquita Sheikh Zayed. Pero por alguna razón, los responsables de seguridad del lado musulmán se sintieron cohibidos a la hora de autorizar cámaras en la mezquita de Al-Aqsa. Y eso fue solo una invitación al desastre en los años siguientes.

La Hermandad Musulmana está detrás de la incitación – Sheikh Raed Salah encabeza la rama norte del Movimiento Islámico en Israel. El Movimiento Islámico en Israel es realmente una rama de la Hermandad Musulmana. Salah ha sido uno de los grandes redactores de incitación con los que hemos tenido que lidiar. Israel lo ha encarcelado por incitación en diferentes momentos. Él causa muchos problemas. Cuando estuve en el gobierno israelí por primera vez entre 1996 y 1998, tuve que lidiar con las secuelas de Sheikh Raed Salah. Por ejemplo, una de sus ideas era subir al Monte del Templo y limpiar las cisternas destinadas a retener agua, y traer agua al Monte del Templo desde el pozo sagrado del manantial de Zamzam en La Meca. Ahora bien, no fueron solo nuestras fuerzas de seguridad las que levantaron las cejas cuando se enteraron del plan Zamzam. Los propios árabes estaban preocupados.

Sheikh Raed Salah vive en Galilea, donde patrocina mítines masivos con enormes pancartas en árabe que dicen “Al-Aqsa está en peligro”. Realmente estaba avivando las llamas de la preocupación musulmana de que los judíos tomarían Al-Aqsa y los expulsarían, aunque nadie lo planeaba. Nadie había hablado de eso. Pero fue una teoría de la conspiración muy peligrosa de promover. Y tomó mucho trabajo por parte de Israel calmar esas preocupaciones.

Esto se ha enfriado un poco, pero es algo que tenemos que observar con mucho cuidado. La libertad de religión y la libertad de expresión son fundamentales para la democracia israelí y tenemos que protegerlas. Pero también estamos trabajando en un contexto donde la incitación religiosa es rampante en el Medio Oriente. Tienes que alcanzar algún tipo de equilibrio para poder mantener a Jerusalem abierta y libre y no tener una ciudad en la que existan preocupaciones de yihad religiosa y cosas por el estilo, y mantener este cuidadoso equilibrio es algo en lo que Israel se ha especializado.

Oración en el Monte del Templo – En 1967, Moshe Dayan, el ministro de defensa de Israel en la Guerra de los Seis Días, estableció la regla de que los judíos podían visitar el Monte del Templo pero no podían orar allí. Hoy, por demanda popular, los judíos ahora van al Monte del Templo donde rezan en privado, no en oraciones públicas obviamente organizadas. Las reglas han cambiado y creo que es algo bueno. Cuando visitamos sitios religiosos en todo el mundo, por ejemplo en Roma, si vas a la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, verás personas de muchas religiones diferentes y San Pedro está abierto a todas las religiones. Es extremadamente importante que Israel, como guardián de los lugares sagrados en Jerusalem, siga los precedentes en todo el mundo donde hay lugares religiosos que son gratuitos y abiertos. Eso es lo que están haciendo otros que son parte de nuestra coalición internacional de democracias, y eso es lo que debemos hacer.

No creo que debamos imponernos frente a los musulmanes. Al contrario, tenemos que respetar sus sensibilidades religiosas. Pero al mismo tiempo, un lugar como el Monte del Templo debe estar abierto para todas las religiones. Y, francamente, creo firmemente que solo Israel puede proteger la libertad de religión de todas las grandes religiones. Lo hemos hecho en el pasado y lo haremos en el futuro. Pero se necesitará mucha diplomacia experta para que funcione.

El papel de los medios – Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en estos asuntos. No deberían convertirse en conductos de toda una mitología de que alguien planea destruir la religión de otra persona. También debe ser consciente de la sensibilidad de ciertos períodos de tiempo y asegurarse de que los musulmanes se sientan seguros de que sus intereses están protegidos. No envíe corresponsales a áreas sensibles en el mundo musulmán en momentos delicados y haga que corran como un toro en una tienda china y cree mucha animosidad histórica. Creo que podemos coexistir. He estado teniendo reuniones con colegas musulmanes del mundo árabe y demostramos comprensión entre nosotros. Eso es lo que tiene que pasar. Yo creo que puede pasar y eso es lo que deberíamos estar promoviendo.

El papel cambiante de Arabia Saudita – A principios de la década de 1990, escribí un libro sobre Arabia Saudita con un título muy provocativo llamado Hatreds Kingdom, y he seguido monitoreando lo que estaba pasando en Arabia Saudita desde entonces. Muchos de los primeros compromisos del mundo yihadista con la guerra religiosa surgieron en los años 1998 hasta 2005. Luego, después del 11 de septiembre, en Arabia Saudita se produjo un replanteamiento. Observé cambios de política muy importantes que no tuvieron la cobertura adecuada que deberían haber recibido en los medios de comunicación.

Cuando escribí mi libro sobre Arabia Saudita en 2003, los sauditas estaban financiando del 50% al 70% del presupuesto de Hamás a través de estas enormes organizaciones benéficas internacionales. Luego, después de la segunda intifada, el segundo levantamiento entre los palestinos, teníamos mucha evidencia de cómo se movía el dinero y por qué ocurría. Pero los saudíes de repente dejaron de apoyar a Hamas y dejaron de darles grandes sumas de dinero. El dinero después vino de Irán, no de Arabia Saudita. Vale la pena señalarlo y darles crédito, porque es un cambio fundamental de política que puede hacer posible un entendimiento e incluso un eventual acuerdo de paz entre Israel y Arabia Saudita. No todo es pesimismo.

La creciente amenaza nuclear iraní – En términos de geopolítica, tenemos un peligro creciente en el este con la República Islámica de Irán. Irán está desarrollando un programa de armas nucleares y dice que Israel debería ser borrado del mapa. Tenemos que ser muy conscientes de lo que están haciendo y tener cuidado de neutralizar un programa como ese. Creo que es posible que los estados del Medio Oriente, particularmente los estados del Golfo e Israel, puedan encontrar un terreno común para trabajar juntos, particularmente para detener la amenaza iraní. Irán no tiene que ser el enemigo inevitable de Israel. Irán e Israel se llevaban bien antes y podrían volver a llevarse bien.

Pero tiene que haber un cambio fundamental de comportamiento porque, junto con el programa de armas nucleares, Irán ha estado activo en la promoción de la expansión de organizaciones revolucionarias en todo el Medio Oriente, desde Marruecos en el oeste hasta Irak en el este. Estas organizaciones amenazan la estabilidad de una amplia variedad de regímenes y son una amenaza para Israel. Tenemos que trabajar junto con nuestros vecinos árabes, particularmente en el Golfo, y ver si podemos crear una región más estable. La base para hacerlo está ahí. Lo que marcaría una gran diferencia es que Estados Unidos y las potencias europeas trabajaran con nosotros para apoyar tal esfuerzo si lo emprendemos nosotros mismos.

El Embajador Dore Gold se ha desempeñado como Presidente del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalem desde 2000. Desde junio de 2015 hasta octubre de 2016 se desempeñó como Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. Anteriormente se desempeñó como Asesor de Política Exterior del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, Embajador de Israel ante la ONU (1997-1999), y como asesor del Primer Ministro Ariel Sharon.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias