Fiscalía ordenó a docente de Secundaria que negó el Holocausto judío visitar museo histórico y retractarse en las redes sociales

11/Ago/2022

Búsqueda- por Victoria Fernández

Búsqueda- por Victoria Fernández

El semanario Búsqueda publica hoy la información sobre el litigio que el CCIU mantuviera con un docente de Secundaria que se expresó en las redes sociales asegurando tener pruebas de que el Holocausto no había ocurrido ni existió tampoco “un plan de exterminio”. El mismo fue imputado por la Justicia por un delito de incitación al odio. A continuación, lo más importante del artículo de Búsqueda.  Foto: Ricardo Antúnez/adhocFOTOS

“¿Qué pruebas fehacientes hay del Holocausto judío? Ninguna. No hay ninguno donde se hable de un exterminio de alemanes”, afirmó el docente de Secundaria Félix Demetrio Sánchez en un video que subió tiempo atrás a la red social Facebook. Aseguró que el Holocausto fue una mentira “brillantemente creada y alimentada” por Israel, Hollywood y los medios de comunicación. “Cualquier persona, actuando con objetividad, descubrirá las fuentes históricas que desenmascaran el mito de los 6 millones de judíos gaseados y convertidos en cenizas y jabón (…). No existió ningún plan de exterminio de seres humanos, no funcionó ninguna cámara de gas en ningún campo de concentración alemán. Hasta una visita virtual alcanza para desenmascarar la gran mentira”.

El video fue grabado frente al Memorial del Holocausto del Pueblo Judío ubicado en la rambla Presidente Wilson, al que llamó “monumento a la mentira”. El profesor también acusó al entonces gobierno frenteamplista y al presidente Tabaré Vázquez de “sumisión al sionismo” por difundir un mensaje por el aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz y “defender solo los intereses de Israel y las multinacionales”.

Esa y otras publicaciones escritas y audiovisuales fueron denunciadas por el Comité Central Israelita ante la Institución Nacional de Derechos Humanos, que a su vez puso en conocimiento del caso al Consejo de Educación Secundaria y a la Fiscalía…

Secundaria evaluó que las expresiones del docente “se contextualizan en el ámbito de la libertad de expresión y pensamiento”, por lo que no tomó medidas. En la Justicia el asunto tomó otro rumbo: el profesor fue imputado por un delito de incitación al odio.

Finalmente, la Fiscalía a cargo de Diego Pérez llegó a un acuerdo con el imputado. Le exigió que pida disculpas en sus redes sociales y que concurra al Museo Recordatorio del Holocausto para interiorizarse sobre los eventos históricos que cuestionó. A cambio, el profesor conseguiría la extinción de la causa penal.

De acuerdo al expediente del caso al que accedió Búsqueda, en una sentencia del 30 de mayo la jueza Diovanet Olivera ratificó el acuerdo.

Las condiciones impuestas por la Fiscalía consistieron en la obligación de publicar por tres veces sucesivas, “en las mismas redes sociales en las que en su momento realizó las expresiones denunciadas”, un texto aclaratorio.

La retractación había sido publicada en la web del CCIU el día 31 de mayo. Ver en https://cciu.org.uy/docente-negador-del-holocausto-cumplira-medidas-acordadas-ante-la-justicia-penal/

El profesor también publicó que se comprometió a concurrir al museo del Holocausto y “recibir las fuentes históricas que deseen compartir (con él) sus docentes”.

Secundaria

Al día siguiente de dictar la sentencia, la jueza recibió una solicitud de Secundaria para obtener una copia del expediente. Es que, enterado de los avances de la causa penal, el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública resolvió, en diciembre de 2021, ordenar el inicio de una investigación administrativa contra el docente.

El 11 de mayo, no conforme con el resultado, el Codicen decidió ampliar la investigación. De acuerdo al texto de la resolución, Secundaria… había evaluado “que su actuación se realizó en la esfera privada” cuando “su conducta pudo haber repercutido en el ejercicio de la función docente”.

Según la evaluación de la asesoría letrada del Codicen, “si bien los hechos ocurrieron fuera de su lugar de trabajo y dentro del ámbito de la esfera privada, no puede obviarse que su accionar trascendió dicha esfera, ya que al hacerse público se asoció a su rol de docente”. Además, la asesoría indicó que el docente fue imputado por el delito de incitación al odio y sugirió ampliar la investigación para “conocer las resultancias en la vía penal y evaluar si en el caso no se ha transgredido lo establecido en el artículo 1, literal c, del Estatuto del Funcionario Docente”.

Esa norma establece como requisito para ser docente “no tener antecedentes penales ni morales que inhabiliten para la función”.

Fuentes del Codicen informaron a Búsqueda que la ampliación de la investigación continúa en marcha.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias