“ES AÑO DE ELECCIONES, PERO ESTAMOS TRANQUILOS”-ASEGURA.

13/Ago/2010

Por Ana Jerozolimski

“ES AÑO DE ELECCIONES, PERO ESTAMOS TRANQUILOS”-ASEGURA.

P: ¿Con qué espíritu se inicia el cargo de nuevo Presidente del Comitè Central Israelita?R: Con el mejor. Con la esperanza de hacer una buena gestión, eventualmente de cambiar algunas cosas. Sobre todo, creo que vamos a tener un buen equipo de trabajo, tanto en la Mesa Ejecutiva como en el Consejo y en COPREDi. Esa es la apuesta. Que tengamos un buen trabajo, fuerte, con gente pensante. P: ¿En qué estás pensando al hablar de cambios?R: Creo que el contexto de los temas que tiene entre manos el Comitè entre siempre, uno de los màs importantes por cierto es lidiar con el antisemitismo, ha ido cambiando con los años. Y no estoy seguro que nosotros hayamos cambiando lo suficiente.Quisiera que empecemos una etapa de discusión sobre èsto, para ver si estamos parados correctamente y ver si tenemos que hacer cambios con respecto a esta problemática. P: Un debate dentro de la colectividad..R: Por supuesto. Dado que el Comité  representa a la colectividad hacia afuera , pienso que los cambios tienen que procesarse con suficiente nivel de pluralidad. Mi visión es que hay algunas cosas que tendríamos que cambiar  debido a la profundización del antisemitismo sobre todo a nivel regional. Tenemos que actuar en consecuencia.P: Claro està que tenemos de fondo la situación seria en Venezuela, pero creo que tratándose del Comitè Central Israelita, lo principal es preguntar còmo ves la situación en Uruguay.R: Segùn cómo se mire. Si uno mira solamente a los niveles de gobierno, estamos tranquilos. La preocupación no es a ese nivel. Pero si uno va un poco màs abajo, cuando uno observa las cosas que pasaron durante la guerra en Gaza, se ve que la posibilidad de que el antisemitismo creza, está al alcance de la mano. O sea, la cantidad de expresiones que uno vio por ejemplo en internet, sobre todo entre los jóvenes , en ese intercambio tan grande que tienen hoy dìa por ejemplo en facebook y otras herramientas, fue muy claro un antisemitismo importante. Esto, más allá de las pintadas y del atentado que hubo contra el Zhitlovsky, todo eso que fue muy importante, pero que en la chiquita, la diaria, se nota…P: Sin duda siempre dijimos que Uruguay no es un país antisemita, pero que tiene antisemitas. Ha habido incidentes..R: Ha habido ya incidentes.Y hay algunos grupos que intentan un camino por ese lado, otros que se denominan simpatizantes de la causa palestina y que importan todo el antisemitismo que está escrito en el conflicto. Allí hay un tema que quizás nosotros-y tampoco el propio Israel-hemos sabido manejar  correcamente. Me refiero al hecho que el antisemitismo actual es hijo del conflicto  y que los árabes tomaron la herramienta antisemita como parte del conflicto. Viene empujado desde ahì..P: Presentado como antisionismo..R: Exactamente. Esto viene desde antes de la independencia de Israel. No es culpa ni de los asentamientos, ni de la ocupación ni de los refugiados sino que es anterior todavía a la independencia de Israel. Ya en 1920 cuando empezó la puja diplomática por la creación de Israel, ya había elementos antisemitas importantes importados de Europa.  Quizás eso no lo quisimos ver.Un poco se salió del holocausto diciendo “èsto ahora se termina” y no  quisimos ver que de hecho ya había renacido antes y venía por otro camino. Y esto es lo que tenemos que empezar a hablar a la gente para que entienda lo que está pasando, a periodistas, a los medios, explicando que cada vez que se suben a la desinformación que viene del mundo árabe –y ahora también, màs ampliamente, del mundo islámico-eso trae antisemitismo. Hemos empezado a tener este discurso pero no sè si hemos sido suficientemente enfáticos. P: En lo que respecta a nuestro país ¿se puede, a tu criterio, enmarcar esas expresiones peligrosas a las que haces referencia, en un grupo determinado, en un sector político?R: Un grupo partidario yo diría que no, no lo veo asì. Diría que hay sectores ideológicos q ue no tienen una expresión partidaria propiamente, que van por ese lado. Creo que el chavismo tiene algunos adeptos , pero uno no puede decir que tal sector partidario es chavista, porque no lo vemos así realmente. P: ¿Y en términos de izquierda radical o derecha radical?R: Yo no sè si tenemos hoy aquí realmente una derecha radical. Sería muy marginal. Grupos neo nazis siempre hubo y puede que haya un puñado, pero no la veo mucho por ahì.Hay  sì una izquierda muy radical que tiene además un esquema de anti imperialismo muy acotado .Lo he visto directamente. El otro dìa  tuve que dar una clase en un posgrado de docentes y cuando dije èsto, alguien me dijo “yo tengo la cabeza un poco cuadrada al respecto, que cuando hablo de imperialismo, hablo de Estados Unidos”. Pero la Rusia soviética dejó el imperialismo  zarista y fue imperialista.Y  sigue hoy siendo imperialista. China también. Y por supuesto los árabes tienen una tradición imperialista mil años mayor que la de los yanquis .Esta izquierda de la que estamos hablando ve solamente un imperialismo y aparentemente se cree que todos los demás son buenos. Pero ahora tenemos hasta a los persas nuevo. Parece que quieren hacer renacer al viejo imperio persa. O sea que hay una lucha por la hegemonía mundial en la cual hay una cantidad de jugadores jugando el juego imperialista.P: Pero se ve sólo un lado de “malos”..R: Claro.Esto, los que no lo entienden y asocian a Israel con el imperialismo yanqui, muestran una posición muy acotada, que trae problemas. P: Marcos, aunque recién ahora comienza tu período como Presidente del Comitè Central Israelita, estàs trabajando en la institución desde hace años..R: Así es, desde 1986..R: Por lo tanto puedo preguntarte también mirando hacia atrás ,en qué medida el Comité Central Israelita se ha intentando concientizar a las autoridades nacionales sobre estos temas-más allá del hecho que sos miembro de la comisión que a nivel nacional,con representantes de las distintas comunidades que componen la sociedad uruguaya, trata de combatir fenómenos como racismo y discriminación en general. Te entrevisté al respecto en su momento..R: Así es. Uno de los cambios que hemos hecho en los últimos tiempos es justamente empezar a dejar por escrito nuestra posición en algunos ámbitos, como por ejemplo en la Cancillería. Cuando estábamos de alguna manera en lo previo de Durban II, nosotros dejamos un informe escrito en la Cancillería explicando nuestra posición y luego en febrero dejamos otro, precisamente tratando de esclarecer estos puntos sobre los problemas de esta naturaleza y sobre  lo que consideramos que había detrás de Durban II. Esto es parte de los cambios. O sea: vamos a esclarecer a fondo, no sólo puntualmente  cuando surgen incidentes antisemitas. Esto es una cuestión más compleja y es necesario que de a poco la gente vaya entendiendo de qué se trata todo ésto y hacia dónde vamos. P: ¿Dirías que hay diálogo al respecto con las autoridades o se deja un manifiesto que deja sentada una posición y luego no hay ecos?R: El diálogo siempre ha estado abierto. Con este gobierno hemos tenido muy buen diálogo, pero claro está que uno no puede ir todas las semanas a reunirse con el Canciller. ..P: ¿Pero han captado receptividad de parte de las autoridades a este tipo de mensajes?R: Yo creo que la respuesta del gobierno en general ha sido positiva, con las dificultades que tiene el hecho que este tema, para los gobernantes, es marginal. Uruguay tiene otros temas más importantes con los que lidiar y sé que no podemos pedir una atención desmedida, pero tratamos sí de explicar que para nosotros es un problema y creo que en general logramos que nos escuchen , siempre con receptividad.P: Lo central en la actividad del Comité Central Israelita, es la representatividad de la colectividad judía uruguaya..R: Así es.P: ¿No da un poco de miedo tanta responsabilidad?R: Sin duda es una responsabilidad. A pesar de que hace muchos años que estoy en el Comité y he pasado por todas las instancias que tiene el Comité Central,  es una responsabilidad. Creo que lo importante es saber manejarla y recordar qué significa representar, que hay gente a la que se debe tener en cuenta precisamente para poder representarla.P: ¿Es muy complicada la interna del Comité Central?R: Tenemos una colectividad por suerte muy activa, con muchas instituciones, cada una con sus actividades y su perfil y a veces se complica un poco. Pero lo importante es que cada uno comprenda su rol y que podamos intercambiar ideas y discutirlas pero con un orden que nos permita ser eficaces en lo que hacemos, en el accionar hacia afuera.  P: Y debe estar claro que el Comité  Central es la única entidad representativa  de la colectividad…R: Asi es. No puede haber ambiguedades en eso porque no nos sirve que haya confusión al respecto en otro lado.P: ¿Cómo debe ser el relacionamiento con la embajada de Israel?R: Debería ser óptimo. Es interesante que nos reconozcamos mutuamente las diferencias. Te pongo un ejemplo concreto que deja en claro las diferencias entre el israelí y el judío de la diáspora. Tuvimos ahora el Festival de Cine judío en cuyo marco se dio la película “Lemon tree”..P: Justamente escribí un editorial sobre eso.R: Así es. La visión que presentó  el cónsul sobre la democracia  está muy buena. Estamos orgullosos también nosotros de la democracia israelí y la queremos. Pero  lo que el israelí no entiende muy bien es este negocio del antisemitismo. Lo vi personalmente en Durban. Vi un grupo de jóvenes israelíes con una ingenuidad increíble sobre el tema. Lo que sucede es que “Lemon tree” es una película discretísima como calidad de película. Si fuera de cualquier otro lado, no de Israel, va a un festival y no tiene nada. Va a la papelera. Esta película recibió un premio porque es un israelí hablando mal de Israel. Y además, es usada, por eso, por los antisemitas, que dicen “vean, los israelíes mismos dicen que nosotros tenemos razón”. Hay que entender esta diferencia en la óptica y administrarla, sin pelearnos. Sobre esa base, la relación con la embajada tiene que ser óptima. P: ¿Y en la práctica?R: Bueno, hay un nuevo embajador que acaba de llegar. Lo fuimos a recibir. Nosotros tenemos la mejor disposición, también la tiene el Cónsul y esperamos que la relación sea buena, como debe ser. P: Dentro de unos años ¿qué  deberá haber pasado para que se diga que fuiste un buen Presidente del Comité Central? No vendría mal tampoco que no te toque ninguna guerra…R: Eso sería extraordinario, si solamente comiéramos asado con los amigos de cada ámbito uruguayo, pero más allá de eso, queremos tener la mayor relación posible con el espectro mayor posible de la sociedad uruguaya. Eso sería de las cosas importantes. Y sobre todo, lograr hacer comprender también a la mayor cantidad posible de uruguayos-yo diría también dentro de la propia colectividad-sobre la naturaleza del conflicto y del problema del antisemitismo actual. Creo que nuestros jóvenes tampoco lo tienen claro. Y , por supuesto, representar la voluntad más o menos general de la colectividad. Por la organización, no es fácil a veces saber dónde están los referentes de opinión, pero  vamos a tratar de que todos tengan voz. EL COMITE CENTRAL Y LAS ELECCIONESP: Estamos en año de elecciones .¿Es complicado entrar a la Presidencia del Comité Central en un momento así? ¿Crees que cambiaría mucho tu gestión si es Mujica el Presidente o si es Lacalle?R: Uno no puede saberlo a piori, porque la verdad es que en el gobierno actual hemos estado muy bien y en lo que a nosotros respecta, no tenemos una crítica a hacer al gobierno del Frente Amplio.P: Aunque hubo algunos pronunciamientos polémicos, sobre todo después de Durban…P: Pero sectoriales…P: Me refiero a lo que sucedió  en Durban, por lo cual el Comité Central publicó un comunicado criticando de hecho a la Cancillería..o expresando pesar por lo que hizo o mejor dicho por lo que dejó de hacer…R: Eso si.Creo que allí hubo algo de ineficiencia del aparato de la Cancillería. Por supuesto que ya hemos tenido un gobierno blanco, que obviamente fue muy amigo de los judíos y de Israel. Tuvimos un gobierno del Frente Amplio con el que nos fue muy bien también, con un Presidente con una postura muy firme en casi todos los temas internacionales pero también en los que nos importan especialmente a nosotros. Es verdad que siempre que hay un cambio hay inquietudes, cualquiera sea el cambio.  Pero estamos tranquilos. RECUADROS SOBRE EL TRABAJO CONTRA LA DISCRIMINACION A NIVEL NACIONALP: Mencionamos recién la comisión nacional de la que sos miembro..R: Es la Comisión Honoraria contra el racismo, la xenofobia y todas las formas de discriminación.P: ¿Cuál es exactamente su rol?R: Es una comisión que se formó  en el 2007 por una ley que había salido sobre el final del gobierno anterior. La idea es que en esta comisión hay miembros del Estado y de la sociedad  civil trabajando juntos contra todas estas problemáticas. Obviamente en Uruguay hay minorías que están en situaciones mucho más complicadas que la nuestra, como es el caso de los afrodescendientes , de los de diversidad sexual, los discapacitados tienen sus problemas, y otras religiones, como los umbandas, que son discriminados. Y en la comisión se reciben denuncias sobre problemas que surgen.P: Pero ustedes también salen a la sociedad…R: Justamente. Lo que mencionaba antes sobre las ponencias ante un taller de posgrado para docentes, fue en este marco. No fui yo solo, sino que eramos cuatro miembros de la comisión, de distintas comunidades. Es un trabajo de esclarecimiento. También hay trabajo con autoridades judiciales ya que no siempre tienen claro el problema de la discriminación y por lo tanto no lo tienen en cuenta en sus trabajos. También trabajamos con legisladores. Y tenemos un cierto protocolo sobre qué hacer con las denuncias que recibimos. No es poco trabajo. El primer día que nos reunimos ya tuvimos mucho que hacer.  Y te cuento que como mínimo, cada diez días, hay una reunión ordinaria. Además están las extraordinarias por cierto. P: ¿Con qué situación se toparon al empezar a trabajar?R: Hay discriminación, hay racismo..es disimulado, pero hay. Es diferente que el antisemitismo , por ejemplo, el caso de los afros o discapacitado. No hay eso que se parece más a un odio, sino más una discriminación por el hecho que no tienen acceso a algunos lugares. En el caso, por ejemplo, de los umbandas, tienen choques muy fuertes sobre todo con algunas corrientes religiosas de mediática muy importante y que hablan mal de ellos  en forma explícita, con estereotipos. En eso tienen quizás un problema más parecido al nuestro porque se los demoniza.  P: ¿Te resulta interesante estar en esa comisión? Me imagino que se amplía la visión general sobre lo que es el país y su realidad …R: Ha sido un aprendizaje extraordinario. Está inclusive todo el tema charrúa, algo sobre lo que prácticamente no oimos hablar, como si hubiera sido algo que pasó, terminó y ya está…Pero he aquí que hay descendientes que se reconocen como tales. En las últimas encuestas que ha habido se indica que el 5% de la población uruguaya es descendiente de los charrúas, de indígenas en general. Este fenómeno, el hecho de haberlo silenciado en la historia, implica algo fuerte. Hace 20 años  que están intentando que salga una ley determinando un día como recordatorio de la nación charrúa..y la ley no termina de salir. En este sentido nosotros les hemos dado un gran apoyo, pero parece mentira que hoy todavía haya este tipo de problemas.  P: ¿Y quién es esa gente, en qué  marcos se los halla?R: En general están integrados. Claro está que son una mezcla de mezclas,no es que se los distingue abiertamente…Son parte de la sociedad uruguaya, pero reconocen su historia, quieren recuperar su cultura, sus tradiciones y hasta su lengua.P: ¿Qué aprendiste del Uruguay en el que naciste, que no sabías, estando en esa comsión?R:  Yo, por ejemplo, había notado desde mucho antes el problema del racismo contra los afrodescendientes, sobre todo una vez que estuvo en Estados Unidos y me di cuenta que allí veía cosas que en Uruguay nunca vemos. Iba a un lugar, tenía que hablar con el gerente y me aparecía uno afro..De ahí en adelante empezaba a mirar y vi que no teníamos médicos de esa comunidad, ni parlamentarios…y uno se pregunta qué pasa. Cuando trabajás con ellos te das cuenta con más profundidad qué problemática hay y qué lucha tienen. Obviamente, salieron de la esclavitud sin nada, no sólo medios económicos y materiales, sino sin medios educativos. Levantarse de allí, sin ayuda, es muy difícil. Eso es lo que les ha pasado. Por eso el reclamo fundamental es que haya lo que se llama acciones afirmativas, políticas, para ayudarles a salir, que es lo que se hizo en Estados Unidos. Y allí, ya llegaron a la Presidencia.Pero en Uruguay, falta mucho… P: Pero siempre nos vanagloriamos de lo liberal de la sociedad uruguaya, de lo singular de sus valores…R: Lo que tiene bueno Uruguay es que esa educación vareliana, laica, gratuita y obligatoria, nos dio una integración . Podemos hablar de multiculturalismo sin el miedo que eso despierta en Europa. Es otro multiculturalismo. Incluso , cuando empezó el proceso para Durban I, en el año 2000, se formó la predecesora de la comisión de la que hemos estado hablando, o sea la Coordinara Nacional de lucha contra el Racismo, compuesta sólo por representantes de la sociedad civil. Nos juntamos para Durban y después seguimos juntos trabajando varios años. Ese fenómeno llamó la atención de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a tal punto que cuando visitó Uruguay poco después de Durban quiso conocer a esa comisión. P: No estaba acostumbrada a que una sociedad civil se organice así..R: No con esa diversidad, trabajando juntos, escribiendo documentos juntos y demás..Y creo que  eso tiene mucho que ver con nuestra escuela de guardapolvos y moña. SOBRE LOS JUDIOS Y LA RELACION CON ISRAELP: Marcos , comentábamos qué aprendiste  tú en esa comisión. Ahora quisiera saber qué te parece que los demás conocieron del tema judío, de los judíos, a través de tu participación en ese trabajo…R: Siempre que puedo hablo de todas estas cosas por ejemplo lo relacionado al conflicto. Pero no me gusta ser demasiado invasivo…Hay ciertos paralelismos y el racismo es básicamente uno. Por un lado o por otro, opera de igual manera contra todos. En este taller del otro día yo explicaba que en el conflicto árabe israelí es que vemos que la mentira es permanente , no sólo sobre la historia del conflicto sino sobre lo que sigue pasando. Esa es otra expresión de racismo.P: Yo te pregunté qué aprendieron los otros del tema judío  y tu me contestaste enseguida con una referencia el conflicto árabe israelí. ¿No pasa que alguien te pregunte qué tiene que ver , por qué ligar ambas cosas, si acaso no son dos temas aparte, aunque haya por cierto vínculos muy fuertes? R: Yo lo tengo muy claro. No tendría sentido que alguien fuera anti-Uruguay y no fuera anti-uruguayo. Es inaceptable. Tampoco se puede aceptar que alguien diga que es anti Israel y diga que no es anti judío, ya que Israel es el estado del pueblo judío..Si alguien dice que es anti israelí, es anti judío. Es así de claro…  P: Pero te pueden decir “sos ciudadano uruguayo, ¿acaso tenés dos países?”. ¿Qué respondes? ¿Que Israel es el norte de todos los judíos?R: Quizás es algo parecido a lo de los charrúas que mencionaba antes….son parte de la sociedad uruguaya como todos, pero quieren también recuperar su cultura , abrazarla o simplemente recordarla. Nuestra legitimidad no es diferente de las otras, es la misma. No puede haber ninguna hendidura en la que pueda haber diferencia entre antisionismo y antisemitismo. No lo hay. P: Tengo entendido que ha habido alguna sugerencia de cambio en el estatuto del Comité Central precisamente en este tema, la pregunta de cómo es el vínculo con Israel, señalándose que la definición debería ser sólo la de instancia representativa de la colectividad, hacia adentro, sin mirar hacia Israel….R: En realidad no fue una propuesta sino una especie de pregunta, en qué punto estamos con ésto. Y el Comité lo contestó por escrito, para que no quedaran dudas. Es obvio que nosotros no representamos al gobierno de Israel,en ningún momento y para nada. Pero sí defendemos al gobierno de Israel , que es también nuestro Estado.  En eso no hay ninguna duda. Las cuestiones puramente gubernamentales, son aparte, para eso hay un embajador y en eso no tenemos nada que ver. P: Pero la colectividad judía como tal, está ligada íntimamente a Israel..R: Sin duda.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias