El Centro Simon Wiesenthal pidió la detención de Mohsen Rezai, uno de los acusados por el atentado a la AMIA

21/Oct/2022

Infobae

Infobae

El Centro Simon Wiesenthal —la institución internacional que lucha contra el terrorismo y que nació con el objetivo de documentar las víctimas del Holocausto para también juzgar a los criminales nazis— le solicitó este miércoles a Interpol la detención del vicepresidente iraní Mohsen Rezai, uno de los acusados por el atentado a la AMIA registrado en Argentina en 1994, y quien se encuentra en Qatar desde el último domingo. Crédito foto: Archivo EFE/Abedin Taherkenareh

El pedido del organismo se realizó a través de una carta abierta titulada “Detener a terrorista buscado en Qatar” y que estuvo dirigida puntualmente al general Ahmed Naser Al-Raisi, presidente de Interpol. En el documento, el Centro Simon Wiesenthal (CSW) le realiza un llamado a las autoridades en cuestión para que cumpla con sus alertas rojas aplicadas sobre el vicepresidente de Irán, uno de los acusados por el ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) registrado hace ya 28 años en la Ciudad de Buenos Aires. “Esto representa el ataque más mortífero contra judíos desde el Holocausto”, fundamentó el CSW.

Vale recordar que Simón Wiesenthal, arquitecto de profesión, y su esposa fueron los únicos sobrevivientes del Holocausto de una familia de casi un centenar de miembros, según detalla el sitio oficial del Centro. “Mientras se recuperaba, ayudó a los oficiales del ejército norteamericano a recopilar documentación sobre los perpetradores y sus crímenes con el objeto de evitar su impunidad. Nunca volvió a ejercer su profesión y su misión hasta su fallecimiento en 2005 fue acompañar la información a los países que permitiera identificar, exponer y eventualmente juzgar y condenar a más de 1.100 criminales nazis y colaboradores”, precisa el sitio oficial de la institución que lleva su nombre y que fue fundada en 1977 por el Rabino Marvin Hier.

El CSW también orienta su trabajo hacia la promoción de la convivencia en la diversidad y confronta el racismo, la xenofobia, el antisemitismo, la discriminación y el terrorismo. Además, tiene estatus de ONG ante ONU, UNESCO, OEA, OSCE, Consejo de Europa y Parlamento Latinoamericano. Cuenta con más de 400.000 miembros en todo el mundo y sede en Argentina.

“Está acusado como uno de los cinco iraníes que planearon, ordenaron y organizaron la ejecución de la masacre de la AMIA (…) Instamos a INTERPOL a pedir a Qatar que detenga a Mohsen Rezaee para su arresto inmediato y extradición a Argentina. Lo esperan un Fiscal, un Juez y la Cancillería argentina”, demandó la carta abierta.

Luego, y ante la proximidad del Mundial de fútbol en el territorio, el Centro Simón Wiesenthal adviertió: “Qatar puede ser verdaderamente el anfitrión de un ‘juego hermoso’ o elegir ser el refugio de un terrorista criminal, buscado por la justicia internacional”.

Vale recordar que el juez federal Daniel Rafecas había pedido ayer la captura internacional de Mohsen Rezai. Rafecas firmó un oficio dirigido a la Cancillería reafirmando la vigencia de la orden de captura contra Rezai tras un pedido del fiscal Sebastián Basso, titular de la Unidad AMIA. “Se deja expresa constancia que, para el caso de que el requerido sea habido y se proceda a su detención preventiva, esta judicatura se compromete a solicitar formalmente su extradición, ofreciendo reciprocidad en casos análogos”, dijo la resolución firmada anoche por el juez que tiene la causa AMIA.

En ese mismo escrito, al que tuvo acceso Infobae, se destaca que Rezai está acusado de haber participado en la reunión en la que se decidió el atentado contra la AMIA. “En lo relativo a su particular injerencia en la consecución del ataque terrorista bajo estudio, su acreditada presencia en la resolución final que se adoptó el 14 de agosto de 1993 en el Consejo Supremo de Seguridad de atentar contra nuestro país, lo colocan invariablemente como otro de los personajes protagónicos del atentado que afectó a la Argentina”, dice la presentación. Y detalla los testimonios que probarían esa acusación.

Para la Justicia argentina, Rezai está imputado por los delitos de homicidio calificado doblemente agravado, por haber sido cometido por odio racial o religioso y por un medio idóneo para causar un peligro común, en perjuicio de 85 víctimas, en concurso ideal con los delitos de lesiones leves y lesiones graves calificadas, en forma reiterada y daños múltiples, agravados por haber sido cometidos por odio racial o religioso.

Suscríbete y mantente al tanto de nuestras últimas noticias