Noticias

15/10/2020

Ynet Español

Un “rincón judío” en un transatlántico

Crédito Foto: Ephraim Kamisar







La sinagoga del "Queen Mary": historia del “rincón judío” en un transatlántico de inmigrantes 

Dos barcos míticos se convirtieron en museos en distintos puntos del mundo. Sobre ellos queda registro de una parte de la historia de la inmigración judía de principio del Siglo XX. Son el “Queen Mary” y su hermano menor, el transatlántico “Queen Elizabeth”. Un agente de viajes israelí los visitó y se encontró con los recuerdos de su bisabuelo.


Ephraim Kamisar, un agente de viajes y locutor israelí, se sorprendió hace unos meses al descubrir un antiguo recuerdo de su bisabuelo a bordo de un legendario barco convertido en museo y amarrado en California: El “RMS Queen Mary”. Israel David Davis, tal el nombre de su bisabuelo, recorrió el mundo como oficial de religión judía del crucero. Desde que fue botado en la década de 1930, él fue supervisor de kashrut y rabino a cargo de la sinagoga del barco, que durante esos años trasladó a gran cantidad de inmigrantes judíos de Europa hacia América.

"Llegué con un cuaderno de notas de mi abuelo, con recortes de prensa y fotografías de su padre", cuenta Kamisar. "Quería encontrar el salón que funcionaba como sinagoga en el barco, tal vez me encontraba allí algún recuerdo. Desde la cubierta y con una de las fotos, pudimos identificar el piso donde se suponía debía estar. Pero fue una gran decepción cuando nos dijeron que el lugar hacía tiempo que se usaba como depósito".

Por recomendación de la guía, Kamisar continuó recorriendo el pabellón de conservación del transatlántico que actualmente se conserva como museo, hotel y restaurante en el puerto de Long Beach, en California. "`Sé que hay una sección de historia judía. Tal vez allí puedan encontrar algo´, me dijo la guía. Ni se imaginó la sorpresa que nos esperaba”.

Entre los objetos preservados detrás de vitrinas, Kamisar descubrió un libro de Yom Kippur, los accesorios completos de un rollo de la Torá, un Libro de Ester de 1936, escritos con lamentaciones por Tishá Be Av, vajilla kosher con inscripciones para distinguir "lácteos" de "cárnicos", y también una copa de Kidush, grabada con el nombre de "Queen Mary". Todos elementos que llegaron al barco gracias a su bisabuelo, quien estaba a cargo de todos los asuntos judíos de a bordo.

"Se puede ver los platos de lácteos, de carne, el menú especial de desayunos kosher", revive Kamisar con entusiasmo. "Puedes ver el plano de la antigua sinagoga, entender cómo se veía una sinagoga arriba de un barco. Para mí fue muy emocionante. En el lugar se respira Yom Kippur, Tishá Be Av, Purim y Simjat Torá. Fue un momento histórico muy poderoso", cuenta.

Segunda parte de la sorpresa: una lujosa sinagoga en Dubai

La visita a Long Beach sucedió poco antes del estallido de la pandemia, pero la sorpresa no terminaría allí. Hace un mes, mientras Israel formalizaba sus acuerdos de paz con los Emiratos, Kamisar, viajó por trabajo a Dubai. "Vine junto con un grupo de turistas para comenzar a organizar la comida kosher para los turistas israelíes", explica.

En el puerto de yates de Dubai, Kamisar se dispuso a visitar al "Queen Elizabeth", hermano menor del mitológico "Queen Mary”. Hace 13 años atrás se anunció su compra por unos cien millones de dólares por parte de Dubai, con el objetivo de convertirlo en un hotel en las islas artificiales de los Emiratos Árabes Unidos.

El barco de la compañía “Cunard” fue botado por la reina de Gran Bretaña en septiembre de 1967. Durante su vida útil en los océanos, realizó 25 viajes alrededor del mundo, cruzó el Atlántico más de 800 veces y transportó a más de 2,5 millones de pasajeros.

“Así como en el 'Queen Mary' nos llevamos la decepción de que la sinagoga era ahora un depósito, en el 'Queen Elizabeth', en Dubai, la sinagoga fue reconstruida y a todo lujo, otro de los hitos judíos para quien visite Emiratos”, detalla Kamisar.

El agente de viajes cuenta que el barco es propiedad de un "judío muy afecto a las tradiciones”. Según Kamisar, la persona "vive aquí en Dubai y ya construyó no solo la magnífica sinagoga, sino también una ostentosa cocina kosher que servirá al restaurante ubicado a bordo y a los huéspedes del hotel”.

Kamisar concluye: “El mundo judío es pequeño y hay dos barcos que lo navegaron durante años y ahora guardan dentro de sí un pedazo de la historia que pronto podrá ser visitada”.

Secciones