Noticias

29/11/2019

“Sombras negras”






ABC, España- por Ángel Gómez Fuentes

Desarticulan un grupo en Italia que quería crear un partido nazi

La Digos (la División de los servicios de inteligencia de Italia) realizó ayer una amplia operación en diversas provincias para llevar a cabo 19 registros domiciliarios de personas relacionadas con la extrema derecha. Estaban implicados, según la Policía, en la creación de un nuevo partido de tendencia nazista, xenófobo y antisemita.

La investigación fue denominada «sombras negras» y coordinada por el servicio de Policía encargado de combatir el extremismo y el terrorismo interno. A las 19 personas cuyos domicilios fueron registrados se les investiga por instigación a delinquir y asociación subversiva. Son personas distribuidas prácticamente en provincias de media Italia, desde el norte (Milán, Turín, Verona) al sur (Mesina, Siracusa). En la provincia de Pádova se investiga a una mujer de 48 años en cuya casa se encontraron objetos y propaganda de ideología nazifascista.

Fundación extremista

La investigación policial se ha desarrollado durante dos años. En ese tiempo, los investigados prepararon la fundación de un nuevo partido de extrema derecha, denominado el «Partido nacionalsocialista italiano de los trabajadores». Los contactos entre ellos se produjeron con las redes sociales, donde se efectuaba una operación de proselitismo y reclutamiento de militantes. Según la Policía, llegaron a formar una auténtica organización con armas, con una estructura interna específica y con un programa propio de acción y de adiestramiento tanto a la ideología nazifascista como a las armas. La Policía ha podido comprobar también que los investigados mantenían relaciones con otras organizaciones similares europeas e internacionales.

Cabe destacar que no se trata de un grupo aislado de extrema derecha. Con esta ideología abundan pequeños grupos por todo el país. Por ejemplo, hace tan solo un par de semanas la Policía realizó una operación en la provincia de Siena (Toscana), donde se investigó a una docena de personas de extrema derecha, siendo detenidos un banquero y su hijo. Todos ellos hacían una doble vida. Aparecían como tranquilos ciudadanos, unos empleados de banco, otros conductores de autobuses público, pequeños empresarios o comerciantes. Pero en todos anidaba una inquietud subversiva con nostalgias fascistas y nazis, que se mezclaban con planes terroristas. Por ejemplo, proyectaban un atentado a una mequita de Colle Val d’Elsa, en la provincia de Siena. Mantenían reuniones y se intercambiaban mensajes en Internet. Entre sus planes, figuraba hacer «justicia sumaria con armas en la mano». Con la excusa de ser coleccionistas, acumulaban armas de fuego de todo tipo, silenciadores para pistolas e incluso explosivos. El jefe del grupo, Andrea Chesi, de 60 años, era empleado de banco. Fue detenido junto a su hijo Yuri, de 22. Ambos recogían residuos bélicos, llegando a acumular kilos y kilos de TNT de viejas bombas de la Segunda Guerra Mundial. Ambos fueron detenidos, acusados de poseer ilegalmente explosivos y haber constituido una asociación de extrema derecha con un objetivo subversivo.

Este auge de la extrema derecha se produce después de que Bidimedia publicara ayer un sondeo que desvelaba un dato preocupante. Si los italianos de hoy pudieran votar en las elecciones de 1983 con los partidos entonces existentes, un 19,5% se decantaría por el Movimiento Social Italiano, la formación que aglutinó al fascismo tras la Segunda Guerra Mundial, y que se convertiría en el más respaldado en las urnas.

Secciones