Noticias

14/09/2020

Deutsche Welle

Irán ejecuta en la horca al luchador Navid Afkari








El Poder Judicial iraní ejecutó este sábado (12.09.2020) la pena de muerte del conocido campeón de lucha libre Navid Afkarí, condenado a la pena capital por un asesinato cometido durante protestas en 2018.

La ejecución en la horca de Afkarí, de 27 años, se llevó a cabo en la prisión "Adel Abad" en la ciudad de Shiraz en el sur de Irán, y según afirmó a la televisión estatal el presidente del Tribunal Supremo de la provincia de Fars, Kazem Musaví, tras ser confirmada la condena en el tribunal supremo de apelaciones y ante "la insistencia de los padres y familiares de la víctima", informó la agencia oficial iraní de noticias IRNA.

Sin embargo, según el abogado de Afkarí, Hasan Yunesi, el domingo se iba a celebrar una reunión con la familia de la víctima para "pedir perdón" y evitar así la aplicación de la pena de muerte. "Tenían tanta prisa que le negaron a Navid su derecho a una última visita", dijo Yunesi en Twitter. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ya expresó el viernes su alarma por la "inminente ejecución secreta" de Afkarí. Musaví explicó que se trata de una sentencia del "qesas", es decir "ley del talión", una pena de "retribución".

En los últimos días, La organización humanitaria Human Rights Watch, COI y FIFA se habían unido en apoyo por salvar la vida de Afkari, tras las acusaciones de torturas y confesiones forzadas que ha sufrido. El Comité Olímpico Internacional, que se mostró "conmmocionado", fue de hecho uno de los primeros en reaccionar al anuncio de la ejecución: "es profundamente lamentable que los llamamientos de deportistas del mundo entero, y todo el trabajo del COI, con el Comité Olímpico Iraní, la Federación Internacional de Lucha y la Federación Iraní de Lucha, no hayan logrado su objetivo", señaló el organismo, con base en Lausana, en un comunicado.

Afkarí, de 27 años, fue detenido junto a sus dos hermanos en agosto de 2018 durante unas manifestaciones en la ciudad meridional de Shiraz que estallaron en protestas por la mala situación económica en Irán y la devaluación de la moneda nacional, que fueron reprimidas por las autoridades. En un vídeo transmitido la semana pasada por la televisión estatal iraní, Afkarí en sus confesiones afirma que apuñaló dos veces a la víctima, un guardia de seguridad de una compañía de agua.

Tras la condena a muerte de Afkarí y los temores de que la confesión fuera extraída bajo tortura, el caso se hizo viral en Twitter con la etiqueta "no ejecutéis" y con el nombre de Afkarí, esfuerzos que no fueron eficaces. Los dos hermanos del ahorcado, han sido sentenciados en este caso a 54 y 27 años de cárcel.

Secciones