Noticias

16/05/2017

Lic. Rafael Winter (Rufo)

Se ha cumplido una década del Plan Ceibal: un gran logro.



Hace pocos días se cumplió el décimo aniversario del comienzo del Plan Ceibal.

Se recordó en el marco de un Consejo de Ministros en Villa Cardal, Florida ya que fue en una Escuela de dicha localidad en la cual se puso en marcha el "experimento".

Y salió muy bien. Considero que es uno de los principales logros obtenidos si tomamos en cuenta los últimos períodos presidenciales. Es un ejemplo para el mundo. Es muy bueno para el Uruguay.

Podemos sintetizarlo así: un niño, una computadora. Esto quiere decir que cientos de miles de niños uruguayos, gracias al Plan Ceibal, han accedido a más tecnología, a mayor información, a más comunicación.

Un niño, una computadora. Biblioteca Ceibal digital.

Tengo la sensación de que muchos no valoran lo que eso significa.

En un país como el nuestro, que no forma parte precisamente de los países desarrollados -para decirlo eufemísticamente- el Plan Ceibal ha sido, es, un logro trascendental.

El hecho de reconocerlo, de admitirlo, no pasa, no debería pasar por la afiliación política-ideológica de cada uno.

Sí: es un logro. Y de la misma forma que muchas veces se cuestiona, comprensiblemente, todo aquello que no se ha logrado y lo que falta aún por hacer, también se debe reconocer lo hecho y lo que se hace bien.

Porque le hace bien a los niños. Le hace bien al país. Le da buena imagen en el mundo.

Quien esto escribe es bastante neófito en la materia. Pero no hay que ser muy erudito para comprobar y valorar lo que significa, no me canso de repetirlo: un niño, una computadora.

Y esto ayuda también a equilibrar, hasta donde se pueda, la brecha tecnológica entre los distintos sectores de la población.

Demás está decir que como todo proyecto, como toda iniciativa y actividad humana, para que la misma prospere depende por sobre todo de la persona. En este caso, actividad educativa por excelencia, depende mucho de los maestros (aunque no solo).

Lo que en su momento fue el comienzo de una nueva herramienta para la educación del país -hoy ya no- seguramente no habrá sido sencillo de aplicar por todos los docentes. Comprensible.

Obviamente que las capacitaciones de los maestros son fundamentales. Su predisposición también.

Y siempre hay aspectos mejorables. En este aspecto y en el Plan Ceibal en general.

Pero por encima de todo está el hecho de que desde Bella Unión, lo más al norte, hasta Montevideo, lo más al sur, pasando por todo el país, localidades urbanas y rurales, pueblos y ciudades, la computadora es un factor educativo común para una cantidad enorme de cientos de miles de niños.

Quizás las consecuencias más positivas se vean de aquí a diez o veinte años.

Sin duda que también depende, y no es un detalle menor, de cual sea el mejor uso que se le dé a la computadora.

El Director del Plan Ceibal, Ing. Miguel Brechner ha sido y sigue siendo el alma mater de este noble y gran proyecto, que esperamos continúe por mucho tiempo y valoramos, como corresponde, en su justa dimensión.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Últimas noticias por Categoría