Noticias

27/01/2020

Profesor Nelson Pilosof (Z"L), a cinco años de su fallecimiento





Por Lic. Rafael Winter (Rufo), para CCIU


Han pasado cinco años.

Un 25 de enero del año 2015, el Prof. Nelson Pilosof pasó a la inmortalidad.

Había nacido en el año 1929.

Uno de los grandes valores de nuestra comunidad judía y de gran aporte a la sociedad de nuestro país.

Sus padres, sefaradim originarios de la Isla de Rodas.

Se instalaron en la Ciudad Vieja, como buena parte de los judíos sefaradim de aquellos años. En dicho barrio se educó, se crió, se formó.

Siempre quedó en el Profesor Pilosof ese destacable aspecto "barrial".

Desde joven sintió predilección por la filosofía. Se recibió de Licenciado en la Facultad de Humanidades.  Fue profesor de dicha asignatura, un renombrado profesor cuyo objetivo principal era "hacer pensar a los alumnos".

Por supuesto que incurrió en el campo de la filosofía judía.

Profundizó en el gran filósofo Martin Buber y acerca de él escribió magnificas obras.

Fue durante casi una década encargado de Prensa y Cultura de la Embajada de Israel.

Si bien prácticamente no ejerció cargos comunitarios, fue un activo colaborador de Instituciones Judías, ya sea de nuestro Comité Central como de la B’nai B’rith, por ejemplo.

Fue desde los comienzos un impulsor de la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay, Confraternidad a la que apoyó y acompañó siempre.

Representante de la Universidad Hebrea de Jerusalem para América Latina.

Posteriormente, representante del Instituto Weizman para America Latina, España y Portugal.

Tuvo también una destacada actividad empresarial.

Y una faceta quizás menos conocida del profesor Pilosof: escribió muchas letras de...tango.

Escribió ensayos, muchos artículos.

Recibió Premios, entre los cuales uno del Ministerio de Educación y Cultura.

Gran conferencista, eximio orador.

Un judío orgulloso de su condición.

El Profesor Nelson Pilosof fue todo un referente, un gran referente de nuestra comunidad y al mismo tiempo, por su gran aporte, de renombre en la sociedad.

Su estampa jovial, señorial, lo acompañó hasta último momento.

Siempre lo recordaremos con mucho afecto, Profesor Nelson Pilosof.

Secciones