Noticias

19/05/2017

Clarín, Por Daniel Muchnik

No banalizar el uso del término genocidio



Frecuentemente se usa el término "genocidio" para aquellas cuestiones que poco tienen que ver con la definición de una catástrofe. La expresión “genocidio” fue creada en 1944 por el jurista polaco Raphael Lemkin para borrar los términos sinsentido que se utilizaban hasta entonces, en plena Segunda Guerra Mundial: “crimen sin nombre” o “crimen de guerra”.

Lemkin , también profesor de Derecho Internacional en los Estados Unidos gestó la expresión “genocidio” que surgía a partir de la expresión griega “genos”, “raza”, “pueblo” y el sufijo latino “cide”, de “cadere” para calificar al acto de matar.

De acuerdo con la definición, el “genocidio” es un delito sin fronteras y comprende “cualquiera de los actos perpetrados en tiempo de paz o de guerra con la intención, a través de un plan coordinado, de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal”.

Según su autobiografía, Lemkin se sumergió en el entendimiento y en la definición de los crímenes masivos en los años veinte cuando investigó la matanza del pueblo armenio en manos de los turcos, antes y durante la Primera Guerra Mundial. Para entonces ya consideraba indispensable una ley contra este tipo de asesinatos raciales o religiosos. De la misma manera se interesó, años después por la calificación adecuada de la colectivización forzosa en Ucrania, ordenada por Stalin que produjo 4 millones de muertos--- conocido como el Holodomor --- a comienzos de la década del treinta.

Lemkin es el autor de una expresión revolucionaria que dio pie a la organización de congresos e intensos debates en los que finalmente se propuso que cada Estado trasladara la tipificación del delito a su propio régimen penal y estableciera los castigos correspondientes. El de Lemkin fue un mensaje solitario, pero su espíritu legal comenzó a ser utilizado por la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito del Genocidio en 1948.

Antes, al finalizar la contienda, en 1945, el Acuerdo o Carta de Londres, que había fijado las bases del Tribunal de Nuremberg, destinado a dictar sentencia a los responsables del Tercer Reich sólo se había valido del conocido delito de “crimen contra la humanidad”, definido como “ exterminio, esclavitud, cualquier acto inhumano contra la población civil por motivos religiosos o raciales.”.

Con el paso del tiempo juristas y políticos fueron advirtiendo que el concepto de “crímenes contra la humanidad” coincidía con el de “genocidio”, aunque con matices diferentes. Para el registro histórico a la matanza contra los armenios se sumaron la de los judíos, de los gitanos en masa, de los homosexuales, de cinco millones de prisioneros soviéticos por parte de los nazis, del Khmer Rouge en Camboya.

La calificación de “genocidio” se aplicó en el Tribunal en La Haya que se abocó a las guerras en Yugoslavia en la década del noventa. El serbio ex-marxista Slobodan Milosevic, Presidente del país y de su región entre 1989 y 1997 fue considerado un genocida. Durante su permanencia en el poder el ejército serbio mató, entre otros, a 9.000 musulmanes --- por el sólo hecho de integrar una colectividad religiosa--- siguiendo un principio de “limpieza étnica” en Srebrenica, que formaba parte de Bosnia.

Daniel Muchnik es periodista y escritor

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 18/10/2017 - Comunidad Israelita del Uruguay Charla Israel ante un nuevo Medio Oriente En Kehilá- Damián Szvalb y Julián Schvindlerman 19.30 hs.
  • 19/10/2017 - COMUNIDAD ISRAELITA DEL URUGUAY Té A BENEFICIO DEL ÁREA DE DISCAPACIDAD JALOMí DE LA COMUNIDAD ISRAELITA DEL URUGUAY A LAS 16 HORAS EN EL CLUB DE GOLF
  • 21/10/2017 - Nueva Noche Sefaradi en el Ex ken de Ajisu 21:00 hs

Últimas noticias por Categoría