Noticias

28/12/2017

El Observador- Por Javier Artigas - Fundador y Ceo de Connectus - Ganador del concurso Startup Nation.

La pequeña nación que pudo. Parte 2





Llegué a Israel con mi apoyo logístico, Alejandra, porque yo llevaba menos de 50 días desde que se me había realizado una operación de trasplante de riñón.

Había sido invitado a participar del evento más importante en innovación y emprendedurismo del año: el StartUp Nation Jerusalem 2017. El primer dia del evento -como conté en la parte 1- fue un domingo. A las 7:30 ya estábamos saliendo para las oficinas del fondo de inversión Jerusalem Venture Partners (JVP) que se convertiría en nuestro headquarter en Jerusalem.

Nos dan la bienvenida nuestros anfitriones: Maayan y Nitzan, dos jovencísimos directores de la aceleradora israelí Siftech, a los que seguramente doblo en edad pero no en impulso, creatividad y genialidad. Se mueven como expertos organizadores. Nos tratan como si nos conocieran de años. Son perfectos; no dejan detalle por el camino.

Ya habíamos hablado de la alta tasa de startups por persona en Israel (un emprendimiento de valor por cada 1.844 israelíes) y quise saber que explicación había. Una amiga, que hace años vive y trabaja en Israel, me dio su versión: el servicio militar obligatorio los prepara para tratar el éxito de igual forma que el fracaso es una oportunidad de aprendizaje. Al instante me vino a la cabeza una frase de Jorge Luis Borges: "el éxito y el fracaso son dos farsantes¨. Se la dije y ella solo rió.

Y siguió explicando que ¨en el ejército israelí se trata cada actuación, aun en el campo de batalla, no como un éxito o un fracaso sino con un valor neutro, porque siempre aun cuando se hayan tomado riesgos si estos no han sido temerarios, siempre hay algo bueno que sacar de ello para aprender.

La actitud de los israelíes confunde a los extranjeros; los universitarios hablan desenfadadamente a sus profesores, los sargentos cuestionan a sus comandantes y secretarios de segunda a los ministros de gobierno. Es el modo único de ser y vivir. Dice mucho de una sociedad la forma en que uno trata a sus elites e Israel llama a sus autoridades máximas con apodos como Dado, Tommy, Bugie, etc. Esto representa el nivel de informalidad que existe en Israel y da paso a lo que se llama smart failures o fallas inteligentes. Muchos locales dicen que sin tolerar un largo número de fracasos es imposible llegar a la verdadera innovación.

La manera israelí

Cuando recien uno arriba a Israel encuentra rudos a sus habitantes pues preguntan sin ningún problema cuál es tu sueldo, cuál es el valor de tu casa, o cuando se encuentran con completos desconocidos les dicen que sus hijos están mal vestidos para el clima que hace, por ejemplo.

Esa franqueza puede molestar a muchos pero otros encuentran que es refrescante y honesta. Honestidad brutal diríamos por estos lares. Es común escuchar la frase "Lo hicimos a la manera israeli, discutimos nuestro caso a muerte". En Israel las cosas se discuten a¨ los gritos algo que a cualquier latinoamericano podría shockear. Es común una pelea a los gritos en una reunión de la que salen todos colorados y exaltados, en la que al preguntarles por lo sucedido aseguran que ha sido una excelente reunión con conclusiones fantásticas.

Eso sucedió en Intel cuando se debatió largamente entre dos grupos -uno que trabajaba en Israel y otro que lo hacía en California-. El problema era relativo a los chips y ambos equipos presentaban soluciones diferentes y actitudes diferentes. Las computadoras tenían chips que hacían que se recalentaran. Aumentar su velocidad hacía que se produjera este efecto y la velocidad era un requisito requerido por la industria (reloj rápido COMPRA reloj lento VENDE).

Entonces se realizó lo que se llama Seminario, una especie de larga e ininterrumpida discusión de la que no se sale hasta que se arriba a la conclusión eficaz, que fue inaugurada por David Ben Gurión que es militarmente para Israel lo que George Washington para EEUU.

El equipo israelí llegó a la solución antes debido a que sus ingenieros dieron el cambio de tuerca correcto. No les importaba solo hacer sus trabajos sino el futuro de la compañía. Este equipo israelí salvó a la empresa, pero no hubiera sido posible si los mandos medios no hubieran cuestionado a sus superiores corporativos, no solamente seguir instrucciones de sus superiores.

¿De dónde sale esta imprudencia? Cuando para otras culturas el que una reunión se ponga tensa es un mal síntoma, para los israelíes es la mejor forma de salir de un problema: luego de atravesar el ego se encuentra un lugar inmensamente liberador. En Israel es muy raro que las personas hablen a tus espaldas en una empresa. Uno siempre sabe dónde está parado con todos. Te produce grandes atajos en el tiempo saberlo y evita que se gaste en tonterías.

Las diferencias culturales entre Israel y EEUU, por ejemplo, hacen que se realicen Seminarios inter-culturales para conectarlos. Los israelíes no tienen una cultura disciplinada porque son educados para desafiar lo obvio, hacer preguntas, debatirlo todo, innovar. Como resultado surge el dicho que dice es más complicado manejar cinco israelíes que 50 americanos porque los israelíes te desafiaran todo el tiempo comenzando por un: ¿Por qué tú eres mi manager? ¿Por qué no soy yo tu manager?

Los buenos y los malos: cómo eliminar los efraudes

Habla sobre este tema una historia que me contó un domingo, luego de un almuerzo, el renombrado escritor Saul Singer, autor de del libro Startup Nation.

A Scott Thompson, presidente y jefe de Tecnología de la plataforma de pagos Paypal, un chico muy joven llamado Shvat Shaked le pidió apenas 20 minutos de su tiempo alegando que tenía la solución que resolvería todos los problemas de e-fraudes que su compañía diariamente combate.

Teniendo Thompson más de 2.000 personas trabajando en el tema y con una larga trayectoria en e- fraudes, le preguntó displicentemente cuál sería este maravilloso modelo que emplearía el joven programador, pensando en su interior darle un minuto para hablar.

Shaked comenzó tranquilamente y sin apuro: "Nuestra idea es simple: creemos que el mundo se divide en personas buenas y malas y el truco para vencer al fraude es distinguirlos en la web". Thompson, con una sonrisa por lo bajo, quiso saber cómo pensaba implementar esa brillante idea. El joven le respondió: "Las personas buenas dejan rastros de sí mismos en Internet –como sus huellas digitales- porque no tienen nada que esconder. Las personas malas no lo hacen, porque tratan de esconderse. Todo lo que hacemos es buscar huellas. Si las encontramos pueden minimizar el riesgo a un nivel aceptable, así de simple".

Thompson empezó a pensar que este tipo era de otro planeta. ¿Acaso este chico no sabía que la pelea contra el fraude era un proceso de chequeo constante y dificultoso hurgando historias de crédito, haciendo complicados algoritmos sofisticados para determinar la confianza?

Pero aun así le preguntó dónde había aprendido a hacer eso. Thompson no se esperaba la respuesta. "Atrapando y combatiendo terroristas. Si tenemos la mejor tecnología para detectar terroristas, cuando vidas dependen de ello, encontrar simples ladrones es muy simple", consignó el chico.

Ayudaba a atrapar terroristas trackeando sus actividades online. "Los terroristas mueven dinero a través de la web con identidades ficticias", subrayó el chico, quien tenía como trabajo encontrarlos online.

"¿Alguna vez lo probaste?", le consultó Thompson deseando terminar la conversación.

"Sí claro."

"Y ¿por cuánto tiempo?"

"40.000 transacciones en cinco años, el tiempo desde la formación de nuestra compañía."

"Entonces te doy 100.000 transacciones de Paypal (de personas que Paypal ya había analizado previamente y que por razones legales eran difíciles de dilucidar); fíjate que podés hacer, volvé y compararemos tus resultados con los nuestros", le disparó Thompson, pensando que nunca más lo iba a ver.

Fraud Sciences -la empresa de Shaked- había hecho el procesamiento de datos de forma manual anteriormente y para este caso debía automatizar su sistema. Thompson le entregó los datos un miércoles y el domingo recibió un mail diciendo: "Está hecho".

Constató que sin tener la totalidad de datos había superado en un 17% a los ingenieros de Paypal y encima Shaker descubrió errores. Entonces se decidió comunicarles a aquellas personas, con las que se habían equivocado y que eran buenos clientes, que nunca debieron haber sido rechazadas.

Thompson quedó devastado porque una empresa de 55 personas lo había vencido. Decidió comprarla y cuando viajó a encontrarse con ellos, se encontró que en el estacionamiento de la startup con absolutamente todos los autos de los integrantes de la compañía tenían stickers de Paypal. Cuando se reunió con el equipo, también se sorprendió.. Nadie mandaba mensaje de texto ni estaba distraído, como en otras startups del mundo en las que había estado. Todos escuchaban compenetrados y las preguntas eran incisivas. Nunca había escuchado tantas preguntas que lo pusieran tan nervioso y terminó preguntándose: Quién trabajan para quién?

Lo que Thompson encontró fue su primera dosis de chutzpah que es una palabra prácticamente intraducible pero habla de cómo viven y son los israelíes. Es tener una fuerza distinta, lo que nosotros decimos poner huevos, arrogancia, coraje, etc todo junto (la mítica garra charrúa)!! Luego Singer se despachó con algunas frases de Shimon Peres que nos sirvieron para la presentación del pitch de Uruguay que contaremos en la tercera parte: "La gente prefiere recordar a imaginar. La memoria trata con elementos que nos son familiares, la imaginación con lo desconocido. La imaginación puede ser atemorizante pues requiere arriesgar una salida de lo que es familiar."

Y estas otras citas: "Todos los expertos -según el ex primer ministro de Israel Ben- Gurion son expertos en lo que ERA, en lo que fue. No hay expertos en lo que SERÁ. Para convertirse en un experto en el futuro la visión debe reemplazar la experiencia".

"Mientras que la idea sea tener mercados enormes para desarrollar industrias enormes porque el gran tamaño garantiza la calidad, la pequeñez crea una oportunidad para especializarse en calidad. Israel tenía como opción perseguir la calidad basada en su creatividad".

Son frases increíbles que ya llenan las paredes de nuestra oficina en Montevideo.

Hasta la próxima entrega y les deseo a todos felices fiestas y un mejor 2018!!

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 25/01/2018 - Comisión Permanente del Poder Legislativo Sesión especial por Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto 10 hs. Cámara de Senadores Palacio Legislativo

Últimas noticias por Categoría