Noticias

11/07/2017

Aurora, Por Yves Mamou (Gatestone Institute)

La ideología de la victimización islámica



■ No son las víctimas de cualquier sistema racista sino que son las víctimas de una ideología de la victimización, que afirma que son objeto de discriminación debido a la raza y a la religión.

■ La victimización es una excusa ofrecida por el Estado, por la mayoría de los políticos (de derecha e izquierda) y por los medios de comunicación.

■ Para evitar la confrontación, los políticos de los principales partidos políticos y los medios de comunicación van juntos con el mito de la victimización.

El problema es que esto sólo está alimentando más violencia, más terrorismo y más fantasías de persecución.

La investigación sociológica francesa parece que no tiene libros, artículos o ideas nuevas sobre la radicalización musulmana francesa. No es difícil ver por qué los pocos estudiosos tentados a vagar fuera de lo común (“los terroristas son víctimas de la sociedad que sufren de racismo”) tienen miedo de ser llamados por nombres desagradables.

Además, muchos sociólogos comparten la misma ideología marxista que atribuye un comportamiento violento a la discriminación y a la pobreza. Si algunos herejes tratan de explicar que los terroristas no son automáticamente las víctimas (de la sociedad, de los hombres blancos franceses, de lo que sea) una jauría de eruditos musulmanes y no musulmanes desean lincharlos como racistas, islamófobos y fanáticos.

Después del ataque terrorista de noviembre de 2015 en París, Alain Fuchs, presidente del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS), lanzó una convocatoria para un nuevo proyecto para entender algunos de los “factores de radicalización” en Francia.

El proyecto que surgió, “Los jóvenes y el radicalismo: Factores religiosos y políticos”, por Olivier Galland y Anne Muxel, fue exhaustivo.

El estudio se basa principalmente en una encuesta realizada por “Opinion Way” a 7.000 estudiantes de escuelas secundaria sy seguido por una segunda encuesta a 1.800 jóvenes (de 14 a 16 años). La siguiente fase será aparentemente incluir entrevistas individuales y grupales con los alumnos jóvenes de secundaria.

Galland y Muxel no dicen que su estudio sea “representativo” de toda la juventud francesa. Estudiantes de secundaria musulmanes están representados en las urnas, con el fin de entender lo que está en juego en este segmento de la población.

Su propuesta, sin embargo, es herética: lo que significa que hay un problema con los musulmanes.

Los resultados preliminares de este amplio estudio fueron liberados en una conferencia de prensa el 20 de marzo. A la pregunta del estudio: ¿Cuáles son los principales factores de la radicalización? La respuesta fue: la religión.

“No podemos negar el efecto de la religión. Entre los jóvenes musulmanes, el efecto de la religión es tres veces más importante que en los grupos no musulmanes.

El cuatro por ciento de los jóvenes de todas las denominaciones defienden una visión absolutista de la religión y al parecer se adhieren a las ideas radicales; esta cifra es del 12% entre los jóvenes musulmanes de nuestra muestra.

Ellos defienden una visión absolutista de la religión, creyendo que hay ‘una única religión verdadera’ y que la religión explica la creación del mundo mejor que la ciencia.

¿Qué pasa con las explicaciones habituales de falta de integración económica, miedo a la prosperidad, exclusión social y así sucesivamente?

“Una explicación meramente económica no parece ser validada. La idea de una ‘generación sacrificada’, tentada por el radicalismo, se enfrenta a la sensación de una relativa buena integración de estas poblaciones.

Los jóvenes musulmanes parecen no ser menos confiados en su futuro que los demás jóvenes franceses, creen en su capacidad para estudiar después del secundario y de encontrar trabajos satisfactorios.

Estos jóvenes musulmanes reconocen que no están sufriendo de racismo ni de discriminación. Pero, al mismo tiempo, muchos de ellos dicen que “se sienten” discriminados de todos modos.

No son las víctimas de cualquier sistema racista sino que son las víctimas de una ideología de la victimización, que afirma que son objeto de discriminación debido a la raza y a la religión.

En esta investigación se indica que la sensación de ser discriminado es dos veces más fuerte especialmente entre los jóvenes de la fe musulmana o de origen extranjero.

Para explicar la adhesión de los jóvenes musulmanes al radicalismo, debemos tener en cuenta que los factores religiosos se están combinando con problemas de identidad y se mezclan con los sentimientos de persecución discriminatoria.

Si el Islam es un motor de radicalización, el segundo motor de gran alcance de la radicalización es esta ideología dominante de la victimización. Los jóvenes musulmanes que se sienten discriminadas se adhieren más a menudo a las ideas radicales que aquellos que no se sienten discriminados. Estos resultados preliminares son más que preocupantes.

Contra toda evidencia sociológica, origen social y nivel académico no compensan el efecto de la afiliación religiosa.

En otras palabras, independientemente del desempeño de un joven musulmán en la escuela y de la profesión de sus padres, él es cuatro veces más propenso a que se adhiera a ideas radicales que un joven cristiano.

Esta fuerza del efecto del Islam es quizás la más sorprendente enseñanza de este estudio, señala Olivier Galland. Esto se confirma en la escuela por estadísticas escolares, cualquiera que sea su sociología, los jóvenes musulmanes tienen una propensión idéntica a convertirse en radicales.

Este estudio no es el primero en dar a conocer el proceso de la radicalización de esta juventud en Francia. Es sin embargo, el primero en conectar la radicalización y la ideología de la victimización.

La victimización es una excusa que ofrece el Estado, la mayoría de los políticos tanto de derecha como de izquierda y los medios de comunicación.

Además, la política de culpar a la victimización, no solamente fracasa en ser de alguna ayuda, sino que esta excusa alimenta actualmente al terrorismo. Cuando, el 17 de febrero de 2017, el presidente francés, François Hollande corrió a visitar a Theo, un joven de 22 años de edad, quien afirmó que la policía lo sodomizó con un bastón durante un enfrentamiento con narcotraficantes y se reveló más tarde que Theo no estaba tan seguro de sus acusaciones contra la policía, la visita presidencial fue inútil. La reunión entre el presidente Hollande y Theo provocó tres semanas de disturbios en los suburbios de París.

Cuando Emmanuel Macron, el nuevo presidente de Francia, afirma que él está a favor de la “discriminación positiva” (una subvención de 15.000 € de dinero público que darán a cualquier empresa que contrata a un joven de los suburbios), está animando a futuros jihadistas a presentarse a sí mismos como víctimas.

Francia tiene la comunidad musulmana más grande de Europa, y las mayores comunidades: judía, china y armenia.

El modelo de integración francés trabajó perfectamente para todos los grupos excepto para uno.

Un gran porcentaje de musulmanes de Francia no aceptan las reglas que todos los demás grupos aceptaron. Para evitar confrontaciones, todos los políticos de los principales partidos políticos y todos los medios de comunicación van juntos con el mito de la victimización.

El problema es que esto sólo está alimentando más violencia, más terrorismo y más fantasías de victimización.

Fuente: Instituto Gatestone

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 23/11/2017 - Uruguay en la Onu 1947 y los 70 años del nacimiento de Israel. Disertación a cargo del Ministro de Relaciones Exteriores Sr. Rodolfo Nin Novoa.Universidad Ort Campus Centro, Cuareim 1451. 11:30 hrs.
  • 23/11/2017 - Macabi Tzair Obra de teatro Teatro del Anglo
  • 25/11/2017 - Estreno obra de teatro de la Comunidad Israelita Húngara en la Kehila. 21 hs (también día 26, a las 20 hs.)

Últimas noticias por Categoría