Noticias

14/05/2019

Enlace Judío México e Israel, Silvia Schnessel Nota de The Times of Israel, por Joshua Davidovich

Judo sin discriminación. La noticia que no debería ser tal




En un movimiento histórico, los funcionarios iraníes de judo acordaron dejar de boicotear a los atletas israelíes en la colchoneta, poniendo fin a una práctica que provocó críticas contra Teherán en el mundo deportivo.

En una carta a la Federación Internacional de Judo publicada el sábado, el Comité Olímpico de Irán y la Federación de Judo local acordaron “respetar plenamente la Carta Olímpica y su principio de no discriminación“.

En una declaración, la FIJ dijo que la carta llegó después de varias rondas de conversaciones sobre el “fenómeno perturbador, que involucra la repentina” lesión “o el fallo del pesaje de los atletas iraníes“, que según dijo estaba relacionado con el hecho de que Irán trataba de evitar enfrentarse a atletas de ciertos países.

Ni Irán ni la FIJ mencionaron específicamente a Israel, pero los atletas iraníes han perdido en varias ocasiones partidos para evitar enfrentarse a los israelíes, que se han vuelto cada vez más relevantes en el deporte en el escenario mundial.

La política deportiva de Irán es una consecuencia de la negativa oficial del país a reconocer a Israel. Sus líderes alientan rutinariamente la desaparición del estado judío y los países son considerados archienemigos.

En febrero, el judoka iraní Saeid Mollaei rechazó un partido en el Grand Slam de París para evitar enfrentarse al israelí Sagi Muki en la siguiente ronda fingiendo una lesión, poniendo fin así a su oportunidad de ganar una medalla de oro. Luego se recuperó para ganar su partido por la medalla de bronce, pero fingió otra lesión para evitar estar en el podio con Muki.

Según la Radio del Ejército de Israel, la FIJ había amenazado con prohibir que Irán participara en competiciones internacionales, incluidas las Olimpiadas, si no aceptaba luchar contra los israelíes.

El sábado, Muki ganó el oro en el Grand Slam de Bakú, probablemente asegurándose su lugar en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

La FIJ ha incrementado en los últimos años la presión sobre los boicots musulmanes de los atletas israelíes, incluyendo el rechazo a recibirlos o estrechar la mano.

En 2018, el organismo eliminó las competiciones internacionales de los Emiratos Árabes Unidos y Túnez por su negativa a permitir que los israelíes compitieran como israelíes.

Más tarde, los Emiratos Árabes Unidos cedieron, lo que provocó que el himno Hatikvah se tocara en el país por primera vez el año pasado después de que Muki ganó el oro en la categoría de menos de 81 kg.

Irán ha tenido desde hace mucho tiempo una política de evitar a los israelíes en competiciones atléticas, a menudo a expensas de sus propios competidores. Un nadador iraní se negó a ingresar al mismo grupo que un israelí en los Juegos Olímpicos de Pekín y en los Juegos de Atenas de 2004, un judoka iraní se negó a enfrentarse a un israelí, lo que resultó en su descalificación.

En febrero, después de que Mollaei lanzara el partido en París, el jefe del atletismo iraní, Davoud Azarnoush, dijo que esperaba que “Israel sea exterminado y aniquilado antes de los próximos juegos olímpicos, y todos nosotros respiraremos un suspiro de alivio“, según Radio Farda.

Carta de los funcionarios de judo iranies a la FIJ, publicada el 11 de mayo de 2019. Haga clic para ampliar. (FIJ)

En la carta a la FIJ, los oficiales deportivos iraníes dijeron que estaban negociando con el parlamento iraní “para identificar las resoluciones legales adecuadas“, aparentemente para rescindir la prohibición no oficial de competir contra los israelíes.

Los atletas iraníes se encuentran cada vez más atrapados entre los funcionarios nacionales, que pueden castigarlos por competir contra los israelíes, y los funcionarios internacionales, que los castigarán si pierden los partidos. En los últimos años, un número cada vez mayor de atletas y entrenadores iraníes se han manifestado en contra de la política.

La última competición entre equipos iraníes e israelíes a nivel internacional se remonta a un combate de lucha libre en 1983 en Kiev, Ucrania.

El régimen en Irán alienta rutinariamente la desaparición de Israel, y financia, arma y entrena a organizaciones terroristas como Hezbolá en el Líbano y la Jihad Islámica en Gaza que buscan la aniquilación del estado judío. Israel ha liderado la oposición internacional al acuerdo de las potencias P5 1 de 2015 con Irán, que tenía la intención de evitar que Irán obtuviera un arsenal de armas nucleares, con el primer ministro Benjamin Netanyahu acusando a los iraníes de mentir sobre su programa de armas nucleares y presionar exitosamente al presidente estadounidense Donald Trump para que se retire del acuerdo.

Secciones