Noticias

13/06/2018

Semanario Hebreo, Ana Jerozolimski

Entre fútbol y apartheid. Daniel Gutiérrez y Cristian “Killy” González saben y dicen la verdad





Solamente quien no conoce la realidad en el terreno puede tildar a Israel de "Estado apartheid". La ignorancia y el odio suelen ser una combinación letal.

Si bien ya pasaron varios días desde la cancelación del partido amistoso que iban a jugar el sábado pasado el seleccionado nacional israelí de fútbol contra el argentino, vale la pena recordar que el plantel israelí incluía 8 jugadores árabes, por lo menos cuatro de los cuales iban a ser titulares. Entre ellos Bibars Natcho, musulmán, miembro de la minoría circasiana, el propio capitán del seleccionado israelí. Natcho juega en CSKA de Moscú.

Junto a él, iban a estar Munars Davor  (goleador de la liga austríaca en Salzburgo), Mahmud Kandil  (juega en Bnei Shakhnin), Dia Saba ( juega en Macabi Natalia, goleador de la liga israelí), Loai Taha (juega en Hapoel Beer Sheva), Hamed Abdel Hamid (juega en Hapoel Beer Sheva), Taleb Tawatha  (juega en Frankfort Fc) y Biram Kayal (juega en Brighton de Inglaterra).

A raíz del escándalo de la cancelación y del llamado abierto del Presidente de la Asociación Palestina de Fútbol a quemar banderas de Messi si viajaba a jugar a Israel, consultamos a dos compatriotas que pasaron varios años en Israel tiempo atrás jugando en distintos equipos de fútbol. Tenemos el gusto de conocer a ambos personalmente y nos consta el cariño con que recuerdan sus vivencias en Israel.

Estos son sus testimonios.

EN DESACUERDO CON LO QUE HA PASADO

(Por Cristian "Killy" González)

(Cristian jugó entre el 2005 y 2011 en diferentes equipos israelíes: Macabi Tel Aviv, en Ashdod 4 años y un año en Betar. Ahora juega en la Institución Atlética Sud América).

Es lamentable lo que ha pasado con el amistoso entre Israel y Argentina, más que nada por las amenazas a Messi y a la selección por su plan de ir a jugar el partido. Una lástima que tan cerca del Mundial pasen estas cosas y se sigan causando estos problemas que van más allá del deporte. Tuve la suerte de jugar en Israel y sé que un partido de fútbol nunca se mide en términos políticos .Estoy en total desacuerdo con lo que ha pasado porque era un momento muy lindo para que Israel reciba a Argentina previo al Mundial, especialmente con lo que significaba la participación de Messi en ese amistoso.

Israel tiene en su selección jugadores árabes y eso nunca fue menospreciado por el ciudadano israelí. Veo que los problemas entre palestinos e israelíes parecen de no acabar. Pero quien, como yo, tuvo la suerte de estar en Israel, sabe que el tema pasa por otro lado. Hay terroristas que nunca van a estar de acuerdo con nada y siempre van a estar desconformes. Será una pelea de nunca acabar. Una lástima realmente lo que ha sucedido.

Manifiesto mi total apoyo especialmente a quienes querían ver el partido amistoso. Espero que pronto todo vuelva a la normalidad y que esas cosas no vuelvan a ocurrir más que nada en el ámbito del deporte, especialmente el fútbol, algo que une a tanta gente.

Esta es mi humilde opinión, que acompaño con un abrazo grande a Israel.

LA POLITICA LE GANÓ AL FUTBOL

(Daniel Gutiérrez)

El autor de estas líneas, uruguayo, hoy representante de futbolistas, jugó años atrás en diversos equipos en nuestro país, destacándose especialmente en River y Liverpool. Fue un gran goleador y llevó sus goles también a Israel, donde jugó entre el 2000 y el 2006 en varios equipos: Hapoel Beit Shean, Macabi Hertzlia, Nazareth Ilit, Hapoel Haifa y Betar Beersheba. Sigo las noticias con pesar, porque conozco la situación en Israel, donde jugué varios años, por lo cual llevo al país en mi corazón. A raíz de la suspensión del partido entre los seleccionados de Argentina e Israel que se iba a disputar este sábado en Jerusalem, lo que puedo manifestar de mi experiencia es que en Israel el deporte y más precisamente el fútbol es un ejemplo de convivencia donde se unen la pasión de árabes y judíos por una misma camiseta. Ellos, juntos, se abrazan y festejan los éxitos de su propio equipo y de su selección.

La presencia de jugadores árabes en todos los equipos Israelíes es constante. Lo viví personalmente en mi etapa como futbolista entre los años 2000-2006 la cual me dio la posibilidad en todas las instituciones de convivir con compañeros árabes, judíos y extranjeros. Compartíamos con ellos un mismo objetivo tanto jugadores como hinchas.

Uno de los equipos más populares de Israel, el Macabi Haifa tiene entre sus aficionados un 35% de árabes.

El Fútbol en Israel deja la política y las culturas diferentes de lado, se mide por el talento y no por la sangre.

El fútbol es una manera de integrar a los árabes en el país, una forma de luchar contra la discriminación. Desempeña también un papel muy importante en la sociedad y en Israel se vive mucho más fuerte ese tema. En cuanto a su seleccionado tengo entendido que varios jugadores además de su capitán son árabes.

Era una linda oportunidad para que esa tierra pudiera disfrutar en vivo de un seleccionado argentino con muchas figuras como la de su mejor jugador, posiblemente el mejor del mundo y que el pueblo se uniera nuevamente por un fin común y olvidar aunque sea por un momento el conflicto interminable que parece no tener fin. Esta vez " la política le gano al fútbol".

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones