Noticias

03/12/2019

Por la Esc. Esther Mostovich de Cukierman, para CCIU

Enseñando Idish en Montevideo








¿Cuánto hace que no se enseña Idish en los institutos del circuito escolar judío de Montevideo? ¿Cuarenta años, tal vez? El idioma Idish quedó adormilado en el recuerdo, en los estantes de las bibliotecas, en las cartas y las fotos de los abuelos. En los últimos años, muchos quieren saber qué dicen esas cartas, quiénes son los personajes que allí aparecen en las fotos color sepia. O ¿por qué será que mi abuelo guardó estos diarios escritos en Idish? ¿Qué noticias habrá en esas páginas amarillentas? Grandes sorpresas han traído esas cartas y esos periódicos. Muchos dijeron: Ay, ¡pero son historias de mi propia familia de las que no tenía ni idea…!

Desde finales del siglo XX, el Idish ha vuelto a enseñarse alrededor del mundo. Ya no es, como lo fue en Europa y América antes de la 2ª. Guerra Mundial, el idioma diario de la calle, el teatro y los periódicos, ahora es lenguaje que se aprende en colegios y Universidades, para investigar la vida diaria, lo que escribieron nuestros abuelos y tatarabuelos de Europa Oriental, lo que los diarios publicaron sobre sus ideas y sus luchas, sus amores, dolores y pasiones.

Desde hace ya dos años, el Idish también se está enseñando en la Kehila de Montevideo. En dos niveles, Principiantes y Adelantados. Un programa auspiciado por el Fondo para Cultura Idish “Peretz Hoiz”. El Prof. Lucas Fiszman del IWO Buenos Aires, que vino asiduamente dos domingos por mes durante este año, nos confesó: “para mí, estas clases han sido un desafío”. ¿Por qué? Porque estos cursos se han preparado “a medida” de las necesidades de los alumnos de Montevideo. Las circunstancias llevan a que el primer nivel comience cada año desde el principio, para absorber a los alumnos iniciales y al mismo tiempo, afirmar a estudiantes que ya algo saben. El segundo nivel ha respondido a las expectativas de quienes saben un poco o mucho. El profesor supo cumplir el desafío de enseñar de manera entretenida para todos los alumnos en niveles dispares. Dándoles oportunidad de analizar lectura, tener intercambio, conversación y canciones. Hay que amar mucho la enseñanza para poder responder a semejante reto. ¡Felicitaciones al profesor Lucas Fiszman!

También trajimos este año a Montevideo teatro en Idish desde Francia, con el actor Rafael Goldwaser .Y una presentación de “Fotos y canciones del shtetl” a cargo de la profesora Nejama Barad del IWO Buenos Aires.

Fue un sueño que empezó a principios del año 2018 con lo que me dejaron encargado quienes crearon el Fondo Peretz Hoiz: “Trae el Idish a Montevideo”. No me dijeron cómo, dónde, ni de qué manera, ya no vive ninguno de ellos para consultarlo. ¿Cómo llevar a la realidad un sueño? Primero hay que imaginarlo, con los pies bien parados sobre la tierra. Después, conseguir amigos que ayuden a implementarlo. Y luego hay que ver quién lo quiere compartir para llevarlo a los hechos.

Dar clases es una aventura en el mundo del conocimiento. Los alumnos del curso Idish este año dijeron cosas preciosas en su evaluación de fin de curso. Rescato algunas frases:

-Algo importante es que el Idish a esta altura no es simplemente un idioma “que se habla”, sino una lengua moderna que se habla y escribe con reglas gramaticales precisas.

- Ya no es solamente lo que escuchamos en casa de nuestros padres, sino entender la estructura del idioma. Por qué se dice como se dice. Eso me encanta.

- Me ha gustado mucho participar en la conversación con los compañeros de clase. Especialmente analizar qué dicen las letras de las canciones que todos tarareamos sin pensar en su significado.

- Qué satisfacción tener un profesor como Lucas.

- ¡Hurra para el Lerer! (Maestro) ¡Gracias por compartir con nosotros un poco del Idisher Tam! (sabor Idish).

Conseguir que a fin de año hubiera más alumnos que al principio del curso prueba que sí, hay interés en aprender Idish en Montevideo. Era un sueño y se hizo realidad. Sigue siendo un sueño continuarlo.

¡Hasta el año que viene!

Secciones