Noticias

12/07/2019

El Papa a 25 años del atentado






Clarín

El papa Francisco escribió una carta por los 25 años del atentado a la AMIA: “La religión no incita a la guerra”

En vísperas del 25 aniversario del atentado a la AMIA, el papa Francisco envió una carta dirigida al presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Jorge Knoblovits, en la que expresó su apoyo a las familias de las víctimas del ataque y repudió los actos de terrorismo cometidos en nombre de la religión.

"Han pasado ya 25 años de la tragedia de la AMIA. Al igual que desde el primer día, cada 18 de julio mi corazón acompaña a los familiares de las víctimas, sean judíos o cristianos. Y desde el primer día, pido a Dios por el descanso eterno de quienes perdieron la vida en ese acto de locura", comienza la misiva.

El sumo pontífice también les envió un saludo a los sobrevivientes del atentado, al pedir por quienes están "llevando desde entonces las heridas en sus cuerpos y en sus almas".

En los siguientes párrafos, el Papa condenó al terrorismo "en nombre de la religión" y aseguró que se está atravesando una "tercera guerra mundial de a pedacitos" por los atentados ocurridos en distintas partes del mundo en los últimos años.

"Demasiadas veces en estos 25 años hemos visto vidas y esperanzas truncadas en nombre de la religión. (...) Bien sabemos que no es la religión la que incita y lleva a la guerra, sino la oscuridad en los corazones de quienes cometen actos irracionales. Dios nos ha llamado a vivir como hermanos", concluye Francisco.

Para cerrar, el Papa hizo hincapié en la fraternidad que "une a la humanidad" y atraviesa "límites geográficos e ideológicos". "En esta conmemoración del 25 aniversario estoy junto a Ustedes y rezo con Ustedes. Que el Dios de nuestros Padres los bendiga y los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. Fraternalmente, Francisco", se despidió.

El ataque terrorista a la mutual judía ubicada en el barrio porteño de Once ocurrió el 18 de julio de 1994, dejó 86 muertos y más de 300 heridos.

La misiva fue escrita el 3 de julio y enviada siete días después

Secciones