Noticias

02/08/2016

Por Roni Kaplan

Dos reflexiones respecto al artículo de ayer del Dr. Jonas Bergstein


Querido Jonas,

Leí con atención tus líneas que fueron publicadas el 1.8 en el boletín electrónico de la CCIU, mientras terminaba de ayudar a mi esposa a redactar un paper en inglés, cuya conclusión va de la mano con tu llamamiento. Con tu permiso, me caben 2 reflexiones que me gustaría compartir por esta vía, pues el diálogo es más válido, como diálogo público.

1- ¿En qué están de acuerdo los judíos nacidos en Uruguay?

El citado paper está basado en un trabajo de doctorado que ella escribió hace unos años acerca de la identificación social de judíos que nacieron en Uruguay y hoy viven en más de 20 países alrededor del mundo. En el marco del mismo, fueron llenados más de 1700 cuestionarios y fueron realizadas más de 100 entrevistas. Este concluye entre otras cosas, que los valores más consensuales de este grupo de estudio, son aquellos que buscan fortalecer los lazos entre aspectos judíos-particulares y los aspectos universales, de la sociedad general, en todos los países de residencia, incluyendo Uruguay.

En otras palabras, según el estudio, el valor central en que acuerdan los judíos nacidos en Uruguay, es que es importante incrementar la interacción entre las sub-identidades sociales del individuo. En este caso, entre la identidad judía particular y la identidad uruguaya general. Lo que tu planteas, si bien comprendo, es llevar a la práctica, con mayor ímpetu este acuerdo implícito, que concretaría al fin y al cabo, el valor que está más en consenso por parte de los individuos en cuestión.

Me animo a decir que este no es un fenómeno uruguayo aislado, sino que se puede transpolar a la mayoría de comunidades judías de Latinoamérica, incluyendo Brasil, salvando el caso de algunas comunidades específicas, como la que estuviste en San Pablo quizás. Otra excepción en este sentido, está representada por las comunidades que pasaron un proceso de jaredización, que también encontraron una fórmula, que ciertamente no es adecuada para todos, para vivir una vida judía plena en la diáspora, si bien está claro que no te referías a engranar este tipo de procesos.

Las preguntas son cómo, quién, cuándo. La respuesta seguramente tenga que ver como un tema de liderazgo y presupuestos. No hay duda que hay iniciativas en este sentido, y que siempre hay que hacer más. Tengo varias ideas, si a alguien está ávido de escuchar. Una de las tantas ideas, tiene que ver con el tema que tocabas de la opinión pública, y esa es la segunda reflexión.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Últimas noticias por Categoría