Noticias

12/06/2019

De Israel a la Celeste





Basquet Total- por Guillermo Mariano

“Sería un honor muy grande jugar los Panamericanos”

Uriel Trocki es el nombre más nuevo y para muchos desconocido en la preselección de Edgardo Kogan de cara a los Panamericanos. El uruguayo dialogó con Básquet Total.

“El basquetbol es una especie de tradición familiar, jugaron mis abuelos, padre, tíos y hermanos” comenzó diciendo al contar su historia. “Comencé a jugar al básquetbol en Hebraica y Macabi cuando tenía 7 años. Fue una etapa muy linda en la que hice mis primeros pasos dentro de una cancha, donde empecé a sentir el gusto por el básquetbol y entender el juego colectivo”.

“Me mudé a Israel a los 13 años por una decisión familiar” contó respecto a su partida, y agregó: “Mi última temporada en Uruguay la jugué en Tabaré”. Uriel continuó su desarrollo y estudios allí, y hoy día con 22 años juega en el Macabi Ra’anana de la Liga Leumit.

“Mi posición en el juego es ala-pívot o pívot, y si bien soy derecho puedo tirar con las dos manos. Busco mucho el juego en equipo porque creo que es lo mejor para lograr un buen nivel de básquetbol y me gusta moverme sin la pelota, cortinar fuerte y correr” dijo al contar sus principales características a nivel ofensivo, y completó: “En la defensa dejo todo en la cancha, por lo general me toca marcar a jugadores americanos con un juego muy físico en el que no salgo mal parado”.

Justamente sobre el nivel de la segunda de Israel, en la que participa activamente, analizó: “Estuve viendo las finales de la Liga Uruguaya y el nivel es similar a equipos como Aguada y Malvín. Se juega con dos americanos por equipo, pero con muchos americanos nacionalizados”. Comentó también otras características del torneo: “Es una liga que es muy pareja en la cual cualquier equipo le puede ganar a cualquier otro. Se presta mucha atención a la parte táctica y al juego colectivo, siempre inspirados por el básquetbol europeo”.

Uriel llegó hace pocas horas a nuestro país para ponerse a las órdenes del cuerpo técnico liderado por Edgardo Kogan en la selección uruguaya: “Es un orgullo tener la posibilidad de integrar la preselección. Sería un honor muy grande unirme al grupo de la Selección para jugar los Panamericanos de Lima, y abrir una puerta a futuros partidos y torneos internacionales”. Terminó reflexionando con alegría acerca de esta posibilidad: “Es algo que de chico creía que era imposible y estoy muy contento de que se pudo dar”.

Al respecto a su futuro, Uriel aún no tiene certezas pero no se cierra a ninguna posibilidad: “La verdad es que es un tema que no tengo pensado todavía. Tengo ofertas interesantes para la próxima temporada en Israel pero no tengo ningún contrato firmado. Jugar la próxima Liga Uruguaya puede ser una muy linda experiencia”.

Secciones