Noticias

04/08/2017

PorIsrael- Editorial de Washington Times traducido por Yetty Blum

Cuando un asesino es llamado mártir







La ética se agota ahora en casi todas partes, y lo que antes era comportamiento normal está regulado sólo por la ambigüedad moral. Pero el asesinato, ya sea por un cónyuge enojado, un matón de la calle o un terrorista impulsado por el fanatismo religioso, todavía no tiene ninguna sanción. No hay justificación para los estallidos de verdadera carnicería, y el dinero en efectivo distribuido a los terroristas palestinos y a sus familias es dinero de sangre, y es una vergüenza para el gobierno de los EE.UU. que parte de ese dinero de sangre se cobre de los bolsillos de los estadounidenses.

La práctica de pagar por el asesinato está en el centro ahora, después del tiroteo-ejecución de dos policías drusos israelíes en el Monte del Templo en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Las familias de tres árabes israelíes que llevaron a cabo el ataque son destinatarias para el dinero del Fondo de Mártires Palestinos, así como las familias de los atacantes que apuñalaron a una policía israelí en la Puerta de Damasco en junio.

La Autoridad Palestina, en su presupuesto de 2017, asigna 355 millones de dólares a “gastos directos de financiamiento del terrorismo”, según Palestinian Media Watch, y de ellos, 158 millones de dólares van a los “salarios” de los terroristas encarcelados, un 13 por ciento más que el año pasado. Otros $ 197 millones se pagan a las familias de los “mártires”, como los terroristas asesinados en el acto se llaman, un aumento del 4 por ciento. En lugar de alentar a que los ciudadanos sean productivos, los líderes palestinos alientan los actos de terrorismo, incluido el asesinato, como forma de vida.

Más de 20.000 familias palestinas reciben pagos mensuales, según el Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén, y otras 500 familias de “mártires” son elegibles para una peregrinación religiosa gratuita a La Meca, pagada por Arabia Saudita. Es un indicador revelador de dónde se ubican las prioridades, que las familias pacíficas con ingresos bajo la línea de pobreza reciben pagos de bienestar más pequeños que los asesinos de judíos.

A pesar del flujo de dinero de sangre a estos asesinos de judíos, el Departamento de Estado de los Estados Unidos parece considerar a Israel como el principal villano en lo que alguna vez fue llamado Tierra Santa. En su informe de derechos humanos de 2016, el departamento minimiza la violencia y los abusos palestinos. En una carta del 20 de julio al secretario de Estado Rex Tillerson, el diputado Peter Roskam, republicano de Illinois, dice que “el informe insinúa erróneamente las medidas de seguridad israelíes en el Monte del Templo y un proceso de paz estancado como fuerzas clave detrás del terrorismo”. Citando la ola de recientes ataques, el Sr. Roskam observa que “el presidente Abbas, que consideró esta ola como un” levantamiento pacífico “, fue un partidario clave de estos atroces ataques”.

Estados Unidos envía un promedio de 400 millones de dólares anuales a la Autoridad Palestina, una suma más que suficiente para que el presidente Abbas dé 355 millones de dólares a los terroristas dedicados al exterminio de Israel. La Ley de la Fuerza de Taylor, nombrada para un oficial del Ejército de los EE.UU. fatalmente apuñalado por un palestino en Israel, prohibiría tal asistencia hasta que la Autoridad Palestina haya hecho algo para eliminar tal terrorismo. El Congreso debe actuar. La geopolítica de Oriente Medio puede ser complicada, pero la moral del terrorismo no lo es. Es mala y los dólares americanos no deben pagar por ella.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 21/08/2017 - NCI Clases de cocina con Adriana Kac
  • 22/08/2017 - WIZO URUGUAY Bingo Solidario a beneficio de obras sociales 18 horas Plaza de Comidas de Punta Carretas Shopping
  • 31/08/2017 - NCI Hafrashot Jalá con Adriana Kac

Últimas noticias por Categoría