Noticias

19/07/2017

Enlace Judío México

Conoce la faceta judía de la vida y carrera del fallecido actor Martin Landau



La estrella de la memorable serie Misión: Imposible y ganador de un Oscar por su interpretación del legendario actor Bela Lugosi, que actuó en escena además a diversos personajes judíos a lo largo de su carrera, falleció el sábado a los 89 años de edad. Landau nació en el seno de una familia judía que inmigró de Austria el 20 de junio de 1928 en Brooklyn, hijo del maquinista, Morris Landau y de Selma Buchanan.

La estrella de la memorable serie Misión: Imposible y ganador de un Oscar por su interpretación del legendario actor Bela Lugosi, que actuó en escena además a diversos personajes judíos a lo largo de su carrera, falleció el sábado a los 89 años de edad.

Landau nació en el seno de una familia judía que inmigró de Austria el 20 de junio de 1928 en Brooklyn, hijo del maquinista, Morris Landau y de Selma Buchanan.

Durante la Segunda Guerra Mundial, su padre se dedicó a rescatar a parientes suyos de los nazis. A finales de 1939, ayudó a pasar de manera secreta 8 antiguos rollos de Torá desde la Europa que comenzaba a ser engullida por Hitler, para ser transportadas hacia un shul ortodoxo en Brooklyn. “Recuerdo que hubo una muy alegre procesión aquél día” rememoraba Landau de esa experiencia.

Desde muy joven se dedicó al oficio de ilustrador para un diario neoyorkino para después entrar en la el teatro.

A partir de la década de 1950, su carrera actoral despega con la película “Historia de detective“. a partir de entonces su carrera se movió entre la pantalla grande y la pantalla chica. Su estrellato lo obtuvo con la película “Intriga internacional” del aclamado director Alfred Hitchcock en 1959.

En el filme “La historia más grande jamás contada” de 1965 interpretó al sumo sacerdote judío Caifás.

Desde 1966 fue parte del elenco de la memorable serie de televisión “Misión: Imposible“, donde interpretó al “hombre de los mil rostros” Rollind Hand.

En 1988 un respiro llegó de nuevo a su carrera (después de años de participar en películas de bajo presupuesto) con el director Francis Ford Coppola, cuando interpretó a un hombre de negocios judío en “Tucker: un hombre y su sueño” que relata la vida del empresario automotriz norteamericano Preston Tucker.

Por su actuación obtuvo el premio de los Golden Globes a mejor actor de reparto.

Un año después con el también judío y amigo suyo Woody Allen, participó en el filme de comedia “Crímenes y pecados” (también de la dirección de este último), en la que interpretó a un oftalmólogo criminal. De su amigo neoyorkino comentó “es la primera vez que he visto a Woody Allen abrazar su judaísmo“.

Interpretó al famoso judío cazador de nazis Simon Wiesenthal en la película para televisión “Max y Helen” de 1990.

La cúspide de su carrera artística llegó en 1994 con la película “Ed Wood” de Tim Burton por la que ganó el Óscar por mejor actor de reparto, en donde interpretó de manera memorable al actor húngaro-norteamericano Bela Lugosi, quien dio vida a uno de los más famosos Drácula en la historia del cine en el año de 1931.

En 2003 regresó a la actuación con la obra “Dieciséis heridos” en un teatro de Connecticut, en donde interpretó a un panadero judío que se hace amigo de un terrorista palestino.

En sus últimos años se dedicó sobre todo a aparecer en series de televisión.

En 2015 en una de sus últimas actuaciones participó en un drama llamado “Recuerdo“, donde interpreta a un sobreviviente de Auschwitz que se vuelve amigo de otro sobreviviente de la Shoá con demencia que se prepara para asesinar a un criminal de guerra nazi.

“Como judío que soy, existe una necesidad para mantener vivo el recuerdo del Holocausto” aseveró en una entrevista que otorgó sobre su participación en el filme.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 17/12/2017 - NCI Lunes de coro y la Compañía musical Cielo y Tierra
  • 18/12/2017 - 19:30 Cambio de Autoridades Centro Maimonides OSU

Últimas noticias por Categoría