Noticias

08/03/2016

Banco Mundial, por Bassam Sebti

Cinco mujeres árabes que rompen estereotipos y ayudan a construir sus países




Hay un dicho antiguo muy desagradable en algunos países árabes: las mujeres pertenecen solo a sus hogares y maridos. No deben ser educadas, ni trabajar, ni tener una opinión. Esta creencia, lamentablemente, todavía predomina en algunas áreas del mundo árabe. Sin embargo, las mujeres y los hombres árabes modernos, educados y de convicciones férreas consideran este adagio como algo retrógrado e inadecuado.

Las mujeres representan el 49,7 % de los aproximadamente 345,5 millones de habitantes de la región de Oriente Medio y Norte de África. En Occidente, algunos imaginan a esas mujeres encerradas en una tienda de campaña en el desierto, probablemente golpeadas por sus maridos, un estereotipo que muchas mujeres árabes de hoy en día combaten y desmienten.

Sí, todavía quedan muchos obstáculos para cerrar la brecha de género en el mundo árabe, pero se han logrado importantes avances en las áreas de la educación, la política, el espíritu empresarial, el empleo y la salud. Las mujeres árabes hoy en día son empresarias, dirigentes, activistas, educadoras, ganadoras del premio Nobel, y mucho más. Ellas están transformando sus sociedades y allanando el camino hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas de las futuras generaciones.

Estas son algunas de las muchas historias sobre cómo las mujeres de diferentes países árabes están cambiando sus sociedades y luchando contra la desigualdad de género:

1. Iraq: Una escuela de niñas que cuenta con modernas pizarras táctiles

Madeeha Al Bermani donó USD 2 millones (dólares estadounidenses) para construir una escuela secundaria de niñas en su ciudad natal de Hilla en Babil. Hace décadas, cuando tenía su edad, debió asistir a una escuela secundaria de niños porque el área científica que le interesaba era solo impartida a varones. Ella, que es una médica y que emigró de su país, donó sus ahorros para ayudar a educar y empoderar a las niñas iraquíes, de modo que puedan hacer realidad sus aspiraciones.

Al Bermani no solo dio grandes cantidades de dinero, sino que también participó en la selección del equipo docente. Su donación permitió también equipar la escuela con tecnologías de vanguardia, incluidas pizarras inteligentes táctiles y laboratorios modernos, que beneficiarán a las estudiantes de una manera sin precedentes.

2. Túnez: Dejar París para servir en una aldea

Su padre solía llevarla consigo en viajes humanitarios a Iraq y Sudán. El activista de la sociedad civil tunecina inspiró a su hija, Sarah Toumi, que se trasladó de París a Bir Al Salih, la aldea de su padre. Allí fundó la ONG “Dream in Tunisia” (Soñar en Túnez). Toumi enseña a hacer artesanías a las mujeres de la aldea y les ayuda a promocionar y vender sus productos.

Esta joven, educada en La Sorbona, también fundó en Túnez la organización Acacias for All (Acacias para Todos) destinada a luchar contra la desertificación del suelo mediante el uso de técnicas de agricultura sostenible, como la plantación de esos árboles.

Toumi fue incluida en la lista de los 30 emprendedores sociales menores de 30 años que produjeron cambios en Europa y en todo el mundo en 2016.

3. Jordania: Defensa personal, un golpe a la vez

El acoso sexual es un fenómeno mundial, pero en Jordania y otros países árabes es un fenómeno relativamente nuevo. Para luchar contra ello y la violencia doméstica, una mujer jordana creó una ONG y un centro de capacitación en defensa personal.

Lina Khalifeh, una experta en artes marciales y activista del empoderamiento de la mujer, fundó SheFighter en 2010 para enseñar defensa personal a las mujeres jordanas y para combatir el abuso doméstico en el país. Khalifeh decidió hacerlo luego que una de sus amigas fuera atacada brutalmente por su padre y su hermano. Al verla tan golpeada, quiso enseñarle a ella y otras mujeres a ser fuertes y maneras de defenderse de ese tipo de actos.

4. Yemen: Exigir la democracia de manera pacífica

Ella fue encarcelada y acusada de organizar “disturbios”. Su arresto en 2011 enfureció a la población e intensificó el levantamiento contra el anterior Gobierno yemení de Ali Abdallah Saleh. Tawakkol Karman, una defensora de los derechos de las periodistas, fue la mujer árabe que logró hacer un cambio mediante la paz. Ella estuvo entre los rostros populares que apoyaron el cambio de régimen en Yemen durante lo que se ha descrito como la primavera árabe.

En 2011, Karman se convirtió en la primera mujer árabe en obtener el Premio Nobel de la Paz.

5. Siria: La “Malala siria”

Hay un dicho que reza “Lo que no te mata te hace más fuerte”. Y lo que no mató a la joven de 16 años Mazoun Almellehan en Siria, un país devastado por la guerra, la transformó en una luchadora por la educación de las niñas en el campo de refugiados de Azraq en Jordania.

Durante dos años, Mazoun ha realizado una campaña para convencer a los padres de educar a sus hijas en lugar de obligarlas a contraer matrimonio. Ella ha sido denominada la “Malala siria” por su lucha para mantener a las niñas en la escuela, tal como lo hizo Malala, la activista paquistaní que fue atacada por los talibanes en 2012.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 03/05/2017 - Federación Juvenil Sionista y Organización Sionista del Uruguay Iom Hazikarón 19.30 hs. en NCI
  • 04/05/2017 - Federación Juvenil Sionista y Organización Sionista del Uruguay Iom Haatzmaut 19 hs Lugar a confirmar
  • 08/05/2017 - Evento de Fundación Keren Hayesod 20 hs. En NCI

Últimas noticias por Categoría