Noticias

01/08/2011

El Observador

Bollywood y su mirada ingenua del dictador nazi


1-8-2011

 Querido amigo Hitler basa su guión en las cartas que Gandhi envió al Führer

Un crítico que vio el filme durante el último Festival de Cine de Cannes en mayo se refirió a Querido amigo Hitler como "un ente más allá de lo horrible", sobre todo por la visión ingenua y un tanto idealizada del dictador nazi Adolf Hitler, mientras que otro crítico, que vio el estreno en India este fin de semana, dijo que esta película debería ir "directa al basurero de la historia del cine".

Por más que el director y el guionista del filme, Rajesh Ranjan Kumar y Nalin Singh, hayan dicho que lo que buscaron fue mostrar la superioridad del movimiento gandhiano sobre el nazismo, las críticas en Bollywood no dejaron de ser demoledoras, ya que Querido amigo Hitler aplaude en cierto modo la contribución "indirecta" que Hitler hizo por la independencia de India. Por si esto fuera poco, la pequeña comunidad judía de India no ocultó su espanto cuando Neha Dupia, la popular actriz que interpreta a la amante del dictador, Eva Braun, dijo ser una "gran fan" de la pareja.

Más allá de esto, el puntapié para llevar adelante este polémico filme -que muy pronto va a estrenarse en Estados Unidos e Inglaterra- es más que interesante, ya que se basa en las dos cartas que Mahatma Gandhi envió al Führer para disuadirlo de sus ánimos bélicos durante la segunda guerra mundial.

"Queremos llevar un mensaje de paz desde la India al mundo, enseñar los fundamentos de que somos un país secular y amante de la paz. Cada indio sigue llevando dentro a Gandhi", dijo el guionista, quien también participa en la película haciendo el papel del ministro nazi de propaganda, Joseph Goebbels.

"En muchas partes del mundo hay protestas estos días, y es un buen momento para definir un método. ¿Qué es mejor, la no violencia o las pistolas?", agregó Singh, quien en su guión destaca cómo Hitler influyó en teóricos del supremacismo hindú como Madhav Golwalkar y el líder Subhas Chandra Bose.

Con un presupuesto de US$3,4 millones, la productora recreó en Delhi el búnker en el que Hitler pasó sus últimos días y optó por las montañosas regiones del norte como escenarios para los exteriores. Por lo que puede verse en el tráiler, el filme funciona poco menos que como una copia de La caída, la película de Oliver Hirschbiegel, aunque mezcla los últimos días del autor de Mein Kampf con escenas de la sencilla vida de Gandhi en el campo.

Si bien hasta ahora el filme ha recibido críticas implacables, los productores confían en conectar con la corriente del país que mira a Hitler como un "hombre de orden". (Con base en EFE)

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones