Noticias

14/05/2018

El Mundo, España- por Sal Emergui

‘Nettamanía’ en Israel tras ganar Eurovisión 2018






España pasa página con Eurovisión, que otra vez deja una decepcionante lectura. La burbuja de un exitoso Operación Triunfo ha estallado ante Amaia y Alfred en este certamen inmisericorde. El público europeo, a diferencia del de TVE, nunca fue partícipe de esa historia de amor virginal forjada en directo. Los artistas en ciernes se quedaron este sábado en el Altice Arena de Lisboa con la plaza 23 de un total de 26.

El Festival señaló claramente a Netta, de Israel, que maneja en Toy un artefacto musical de difícil clasificación: feminista, electrónico, desenfadado y, por supuesto, juguetón. Los candidatos españoles, puestos a fallar, habrían elegido otro ganador para un concurso en el que abunda el “postureo” -al menos según las conclusiones de Amaia-. La pareja se limitó a felicitar a Israel, país victorioso cada 20 años: en 1978, 1998 y 2018 (amén de 1979).

Israel se ha vuelto a enamorar de Eurovisión gracias a Netta. La joven es un fenómeno social que ha conquistado un país que ya estaba eufórico tras albergar por primera vez el inicio del Giro de Italia y ante la inauguración este lunes de la embajada de EEUU en Jerusalén.

Y Jerusalén aguarda. Allí se celebraría la cita de 2019, como ocurrió en 1979 y 2009. En 1980, la nación declinó organizar el Festival, por falta de presupuesto para repetir como organizadora, tal y como argumentaron entonces las autoridades. Ese año, La Haya acogió el certamen en Holanda.

Netta Barzilai, de 25 años, este sábado aún convivía, como una más, con las delegaciones y los medios desplazados a Lisboa, abierta a las reiteradas peticiones fotográficas y siempre vigilada por su equipo de seguridad. Esa discreta protección sirve de adelanto de todas las medidas que se desplegarían el próximo año alrededor del Festival.

La joven de Hod HaSharon (al norte de Tel Aviv) vivió de niña cuatro años en Nigeria y ha cumplido ya con sus obligaciones militares, también aplicadas a la mujer en una igualitaria Israel.

“Mi canción tiene un mensaje importante y fortalecedor sobre la justicia social y el empoderamiento femenino. Para tener éxito, no hay por qué encajar en un modelo físico estándar; ni en un modelo concreto de pensar, hablar y crear”, explicó la cantante en una entrevista con este diario.

La nettamania se plasma en las caras de las miles de personas que lo festejaron en las calles de las ciudades israelíes, en los comentarios en las redes sociales y en los elogios de los dirigentes que la definen como “la mejor embajadora de Israel”.

Pero hay algo más que sensaciones. Datos. Como el 48% de audiencia (un millón y medio de espectadores) durante su actuación y el 35% en el anuncio de la victoria a la 1.45 de la madrugada antes de una jornada laboral. El mejor regalo al canal público KAN en su primer aniversario.

El triunfo de Netta tiene suma importancia económica para Israel. El Gobierno espera que Eurovisión 2019 sea una plataforma para difundir la imagen de su país y atraer turistas a un destino aún lastrado por tensión y conflictos. El ministerio de Turismo lanza este lunes una campaña digital relacionada con un evento que costará 40 millones de dólares.

Tras el malestar que provocó en el país que las presentadoras de la edición de este año no dijeran “Jerusalén” al saludar al jurado israelí, el primer ministro Benjamin Netanyahu respondió: “Quien no quiso Jerusalén en Eurovisión, tendrá Eurovisión en Jerusalén. Estamos orgullosos de albergarlo”.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones